ÍndiceAnime Advanced!RegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 PACTAR CON EL DIABLO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:07 am

BUENO AKI OTRA HISTORIA KE ME GUSTA MUCHO TODAVIA NO LA ACABA SANTALIA

HABER

TODO CASI ESTA AL REDEDOR DE SAKURA Y SASUKE

HAY LEMMON TIPO O MAS KE LOS DE LUNA ME REFIERO EXPLICITO HACI KE UD SABRAN SI LO LEEN

BUENO HABER CUANDO LO TERMINA LA AUTORA JAJAJA


TOTAL SALUDOS
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:11 am

Capitulo 1: La propuesta

La oscura y gélida noche arropaba a la joven que caminaba con sigilo por las calles de Konoha, maldita sea, ¿Cómo había llegado ahí? Se suponía que esa iba a ser una noche de risas, una noche para divertirse, Llevaba desaparecido tres años y de repente volvía la semana del baile anual, ¿por qué había vuelto?, ella se había hecho el firme propósito de no verlo, de no hablarle, él la abandono una vez y eso era más que suficiente…

Después de eso mataría a Naruto con sus propias manos, por culpa de ese idiota ahora tenía que ir a verle, a él, al que la gente hacia años llamaba demonio…

FLAS BACK

Las luces centelleaban por todo el salón, Sakura daba vueltas al salón bailando en brazos del apuesto joven moreno que estaba ligeramente sonrojado, viéndolo desde esa luz, y sin contar el champan, era bastante mono, más que eso quizás.

-¿Qué piensas?

La pregunta sonrojo a la pelirosa.

¬

-Pensaba en que estas muy cambiado, cuando te conocimos eras frio y bastante idiota, y ahora, bueno, eres menos frio.

La joven rio, y él elevo una ceja.

-¿Así que sigo siendo idiota?

La chica lo sonrió, a modo de disculpa.

-Un poco menos que antes.

El joven le devolvió la sonrisa.

-Oye Sakura hay algo que…

El chico calló abruptamente cuando noto la música había cesado y ahora solo se escuchaban murmullos de la gente, ¿qué pasaba? Noto como Sai se ponía rígido, eso no era bueno, un enemigo quizás… Sakura se volvió a la puerta y vio unos negros clavados en ella, se quedo paralizada, no podía ser él… trago saliva con dificultad.

¿Por qué no dejaba de mirarla? Tenía el mismo pelo negro de siempre ligeramente despeinado, estaba más alto pero seguía teniendo esa penetrante y triste mirada en los ojos.

-¿Qué hace aquí?

-¿El demonio? -¿Lo había dicho en alto?- No lo sé, llego a principios de semana y se encerró en esa mansión, ¿qué estará tramando?

Sakura estaba embobada no podía dejar de mirar esos ojos.

-No lo sé…

FIN FLASHBACK

Ahora ya sabía lo que tramaba, armar jaleo y el idiota de Naruto había caído en su trampa, idiota, idiota, idiota.

Sakura se detuvo había llegado a su destino, levanto la mirada para ver la vieja mansión Uchiha, estaba negra por las antiguas llamas, todo alrededor suyo estaba muerto… trago saliva, no podía huir, ella no huía, ella no era él. Se armo de valor y golpeo la puerta de entrada.

¬

Pasaron los minutos y nadie la abría, tal vez estuvieran dormidos, esa idea la indigno, ¿Cómo podía conciliar el sueño? Volvió a llamar más fuerte.

Esta vez la puerta se abrió, para mostrar a un joven de pelo azul claro y los ojos del mismo color, que la miraba con desaprobación.

-Si vienes a ofrecer tus servicios es mejor que te vaya, el jefe no necesita ninguna puta hoy.

Los ojos de Sakura ardieron de ira ¿puta? ¿La había confundido con una puta? ¿Cómo se atrevía? Se quito la capucha que llevaba y se acerco a la luz del recibidor de la casa, al verla la expresión del chico cambio, ahora parecía más bien divertida.

-¿Qué buscas Haruno?

La chica intento sonar lo menos asustada posible.

-Quiero hablar con Sasuke.

-Me temo que no es posible, el jefe no quiere que se moleste.

-¡Eres idiota!, ¿sabes quién soy yo?- Sakura rogo para que la voz no se la quebrara- Tengo algo muy importante que tratar con “tu jefe” y si no le avisas seguro que te mata cuando se entere.

Era un farol por supuesto, pero habían pasado los años y ahora ella era mucho más segura, tenía que ver a Sasuke tenía que convencerle.

-Espera aquí.

El muchacho la cerró la puerta en las narices, pasaron cinco eternos minutos, quizás no volvería, y si el imbécil de Sasuke se negaba a verla, ¿qué haría entonces? Entrecerró los ojos, así tuviera que tirar la puerta abajo a golpes hablaría con Sasuke…

-Pasa.- el chico le abrió la puerta con la misma velocidad que la había cerrado, al pasar el umbral Sakura sintió un escalofrió recorriendo su espalda, seguro que era lo mismo que se sentía cuando ponías un pie en el infierno- Segundo piso, pasillo derecho, primera puerta.

¬

Sakura se volvió al chico que la había abierto la puerta, pero ya había desaparecido, cálmate Sakura, se repetía una y otra vez, el corazón la latía más fuerte a medida que iba subiendo escalones…

Se detuvo frente a la puerta y cogió todo el valor que pudo para girar el pomo. Genial lo que le faltaba a la casa que las puertas chirriasen. Sakura entro tímidamente en la estancia bañada por el fuego de la chimenea que la presidia, parecía se una biblioteca, o un despacho.

Avanzo un paso más y se detuvo al vislumbrar una sombra cerca de la ventana.

-¿A qué has venido?

Hablaba tranquilamente, ¿Cómo podía estar tan tranquilo? Respiro con fuerza.

-He venido para pedirte que detengas esta estupidez.

-No puedo hacerlo, ya se ha acordado.

Sakura abrió mucho los ojos.

-¿Pero qué dices? Tú puedes detenerlo.

Sasuke se aproximo a la joven, haciendo que las mejillas de esta se tiñeran de rojo intenso al descubrir que le faltaba la parte superior. Giro rápidamente la cara, ¿acaso no tenia vergüenza?

-¿Y cómo planeas tú que rechace el duelo?

-Podrías…. Podrías disculparte.

Sasuke elevo una ceja.

-¿Disculparme yo?

-Oh vamos Naruto es demasiado cabezón, no entrara en razones, tú eres más lógico, más maduro.

Sasuke se cruzo de brazos.

-Si hiciera eso… ¿sabes lo qué pasaría?

¬

-Que Naruto y tú viviríais un día más.

-La gente pensaría que soy un cobarde, se reirían de mí, perdería toda mi reputación. Yo no tengo nada más que eso Sakura.

-Eso que dices es una idiotez, tienes esta casa, y un futuro, ambos lo tenéis, si matas a Naruto te desterraran, ¿no te das cuenta?

-Ya te he dicho que YO no tengo nada que perder.

Sakura empezaba a perder los nervios, como le gustaría tirarle del pelo hasta que entrara en razón.

-Muy bien- trago saliva- ya veo que no entras en razones, asique voy a usar mi última carta Sasuke, hazlo por mí, me lo debes…

Sasuke calló durante lo que a Sakura la parecieron horas… tal vez no debía haber dicho eso… al fin de al cabo a Sasuke no le habían importado sus sentimientos en cinco años, ¿por qué ahora iba a ser diferente? Era una estúpida, se había puesto en evidencia, le había mostrado abiertamente su vulnerabilidad ¿y para qué? El muy imbécil seguiría yendo al campo de prácticas al amanecer con la intención de matar a Naruto.

-¿Tanto te importa su vida?

-Él haría lo mismo por mí, probablemente tú no recuerdes lo que es la amistad…

Volvió a callar, luego se aproximo a Sakura hasta que sus pies chocaron, el corazón de Sakura comenzó a latir ferozmente, ¿Qué hacia tan cerca? ¡Y con el pecho descubierto!

-Sakura…- se acerco a su cara, ella contuvo la respiración ¿iba a…- tú ganas.

Las pupilas verdes se dilataron, ¿iba en serio? Así de fácil… ¿entonces por qué no estaba del todo convencida?… tal vez porque él no se había movido ni un ápice.

-Gracias.

Sasuke ladeo la cabeza.

¬

-Pero con dos condiciones.

Ya sabía ella que no podía ser tan fácil, muy bien aceptaría cualquier cosa, era la vida de su amigo la que estaba en juego.

-¿Qué quieres?

-La primera es que yo me elijo los motivos por los que diré que no peleo con él.

-Es justo.

-La segunda que me tendrás que devolver el favor algún día.

-¿Qué quieres decir?

-Tsk, que un día te diré que necesito algo de ti y tú lo harás. Me devolverás el favor.

El moreno cada vez se acercaba más a la cara de la joven.

-¿Qu..Qué querrías tú de mí?

Sasuke se encogió de hombros.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:11 am

-Quien sabe la vida da muchas vueltas Sakura.

Dios ¿qué iba a hacer? ¿Cómo iba a aceptar eso? Era como vender su alma al diablo…

-Acepto.

Sasuke sonrió maliciosamente.

-Muy bien entonces sellemos el trato.

Sakura no imaginaba lo qué él llamaba “sellar el tarto” su cabeza bajo los escasos centímetros que los separaban y poso sus labios en los de ella, los ojos de Sakura se abrieron, sus mejillas se sonrojaron, y su corazón dejo de latir, ¡Sasuke la estaba besando ¡Se aparto de él como si quemara, no podía ser débil otra vez, no ahora que le debía un favor.

-Yo… tengo que irme.

¬

Salió presurosamente golpeándose contra todos los muebles y objetos que la separaban de la salida.

-¿Nos llamabas?

Sasuke se volvió a Suigetsu y a Juugo.

-Quiero que valláis ha ver a Naruto y le digáis que le expreso mis más “sinceras” disculpas, que sería una pena acabar con el futuro “Hokage”.

Suigetsu elevo una ceja asombrado, Juugo lo miro mohíno.

-Bromeas ¿verdad?

-Yo nunca bromeo.

-Pero si nunca has rechazo un duelo, además esta vez tú tenias razón, Naruto es un idiota de boca grande, deberías retarle.

-¿Acaso me estas llevando la contraria?

Juugo lo miro directamente a los ojos.

-Lo que tú digas, iremos a decírselo. Pero solo conseguirás que te vuelva a retar.

Sasuke se encogió de hombros.

-Me disculpare siempre.

Suigetsu sonrió.

-Cuando Naruto se entere lo que planeas montara en cólera.

-Cuento con ello

Juugo miro al joven que tenia al lado.

-¿Pero qué dices?

¬

-¿Acaso no te das cuenta? Nadie creerá que Sasuke rechaza un duelo por miedo, y menos contra Naruto, pensaran que no lo ve los suficientemente rival, que no quiere hacerle daño…

-¿Es por eso? ¿No quieres hacerle daño?

Sasuke se apoyo contra la ventana y miro las calles vacías, sonrió al ver a Sakura corriendo por ellas, por mucho que corriera ya era suya. Al volver a Konoha tenía claro sus prioridades, volver a darle a la casa de los Uchiha el sitio que le correspondía, sabía lo que todo el mundo decía de él, pero no le importaba, es más le venía bien que pensaran que era un demonio, así los tratos eran mucho más fáciles de cerrar, todo iba según el plan. Hasta que la vio… iba paseando con Hino por la calle, él estaba dentro del despacho de uno de sus acreedores, sabía que tendría que volver a verla, pero no la recordaba tan guapa…, por eso había ido al maldito baile, para verla mejor, más de un tímido instante, pero lo que no esperaba era verla en brazos de otro, ese chico era… su remplazo…

Pero no podía engañarse a sí mismo, ella se lo había puesto muy fácil, se lo había servido en bandeja de plata, y pensándolo bien era la mejor solución, sí, no había duda, ella era suya solo que aun no lo sabía…

-Digamos que ha tenido un buen abogado.

Pasaron los días, y Sakura no había tenido noticias de Sasuke, Tal vez no era tan malo, quizás el beso realmente era para sellar aquel trato, aunque si sellaba así todos los tratos no le extrañaba que le estuvieran yendo también los negocios… suspiro, ¿qué esperaba ella? Además había salvado la vida a Naruto ¿no?, eso era lo más importante, aunque el rubio estaba que echaba fuego por la boca, se pasaba el día comiendo, llorando y maldiciendo a Sasuke por hacerle de menos.

Tenía que dejarlo correr, hoy era su cita con Sai, no podía estar pensando en esos dos idiotas, se miro al espejo satisfecha de su aspecto, justo en ese momento llamaron a la puerta, miro el reloj, llegaba diez minutos antes…

¬

Abrió la puerta sonriente, y se encontró con una mirada sorprendida, ella se quedo paralizada.

-¿Qué haces aquí?

Sasuke la miro de arriba abajo.

-He venido a cobrar mi deuda.

¡¿Qué?! Todas las sirenas de alarma sonaron en la cabeza de Sakura, él no querría…no querría sexo con ella.

-¿Ahora?

-¿Esperas a alguien?

Sakura asintió, y Sasuke se encogió de hombros. Trago saliva dificultosamente.

-¿Qué quieres de mi?

Lo dijo con miedo, en un susurro.

-Quiero que te cases conmigo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:12 am

Capitulo 2: Acepto


¿Estaba bromeando? Sakura se quedo de piedra, tenía que estar bromeando, ¿Ca..Casarse? ¿Con Sasuke Uchiha? ¿Con el demonio Uchiha? ¿Po..Por qué? ¿Por qué iba a querer Sasuke casarse con ella?

-¿Es una broma?

Sasuke ni se inmuto.

-No.

Sakura se desesperaba por momentos, ¿pero acaso se había vuelto loco? ¿Cómo se iban a casar?

-Pero tiene que ser una broma- insistió la peli rosa- ¿Por qué ibas a querer casarte conmigo?

Sasuke elevo una ceja y la miro de arriba abajo consiguiendo que Sakura se sonrojara, ¿Acaso solo era pura perversión? Sasuke se encogió de hombros indiferente.

-Tengo mis razones.

-¿Y si… y si me niego?

-Si tú incumples tu trato yo incumpliré el mío.

¬

Las pupilas de Sakura se dilataron al oír su amenaza, ¿Quería decir que si ella no aceptaba casarse con él, Sasuke se batiría con Naruto? Sakura frunció en entrecejo, esto te pasa por jugar con en el diablo, se reprocho a sí misma. ¿Qué se suponía que iba a hacer ahora? Su mente intentaba encontrar una salida frenéticamente, maldito Sasuke, ¿Por qué había vuelto ahora? Con la ilusión que le hubiera hecho de pequeña que alguien le dijera que Sasuke le iba pedir matrimonio…, bueno quien dice pedir dice extorsionarla con ello, pero ella ya no era esa niña que bebía los vientos por el chico más guapo de la escuela, mientras que él la ignoraba, ahora era madura, tomaba sus propias decisiones, y sin embargo en ese momento se sentía una cría tonta, nunca debía haber aceptado ese trato, ese beso…

-Sasuke yo…

-¡Sakura!

Sakura se volvió a Sai que acababa de llegar y miraba con ira al joven Uchiha, mientras que este solo le devolvía una fría mirada de indiferencia.

-¿Qué haces aquí demonio?

Sasuke lo ignoro.

-¿Qué me ibas a decir?

Sakura lo miraba totalmente sorprendida, no parecía enfadado por que Sai estuviera ahí, tampoco porque lo llamara demonio… parecía como si le diera igual todo…

-Yo… yo creo que será mejor que dejemos esta conversación para más tarde, necesito tiempo para pensármelo.

Sasuke ladeo la cabeza, parecía más cansado que enfadado.

-Muy bien, - Sasuke metió las manos en los bolsillos y se dio media vuelta- tienes hasta media noche, si no daré el trato por cancelado.

¿Media noche? ¿Se suponía qué tenía que decidir su futuro en doce horas? Pero eso era una locura, no podía, Dios si era una pesadilla que alguien la despertara…


-¿A qué crees que ha venido?

-¡A joderme la vida¡

Kakashi y Tsunade miraron al jônin rubio.

-Naruto cállate- le aconsejo Kakashi- La verdad es que no estoy muy seguro…, parece que quiere devolverle la vida a la antigua mansión de los Uchiha.

Tsunade asintió.

-¿Pero por qué ahora?

-Para joderme la vida, ya os lo he dicho.

Ambos ninjas ignoraron a Naruto.

-Tal vez los rumores son ciertos…- Naruto miro a Kakashi con interés.- Al parecer la gente dice que Itachi ha muerto… tal vez él lo mato.

-Sería lógico pensar que ya acabado con su venganza…

Naruto seguía mirando seriamente a Kakashi.

-No creo que Itachi esté muerto.

Tsunade miro a Naruto pensativa.

-¿Por qué piensas eso?

El joven frunció el entrecejo.

-Sasuke no tiene heridas.

-Ha podido curarse.

¬

-Conociendo a Itachi, le habría infligido heridas que dejan marca…

Tsunade miro a Kakashi.

-Creo que es mejor tenerle vigilado…

-¿Qué quería Sasuke?

Sakura salió de sus pensamientos y observo a Sai que la miraba con preocupación, intento disimular sonriendo.

-Oh, nada, tonterías nuestras.

-Ya veo… ¿A qué trato se refería?

Sakura agacho la cabeza, y recordó aquella mirada, aquellas palabras “con dos condiciones” , aquel beso “para sellar el trato”.

-Está bien, ya sé son cosas vuestras, pero es solo que yo… quiero que tus cosas y las mías sean... nuestras cosas.

Sakura abrió mucho los ojos y miro a Sai, ¿estaba sonrojado?

-Sai…

Sai la miro decidido.

-Veras, yo se que él es más fuerte que yo, pero si te está molestando me enfrentare a él, porque yo te quiero Sakura.

-Yo…Es algo que tengo que arreglar por mi misma Sai…te agradezco mucho que te preocupes por mi pero yo no…-evito la mirada del joven y entrelazo sus manos, llevaba tiempo saliendo esporádicamente con Sai, iban al cine, a cenar, algún baile, algún beso… era normal que él esperara más de ella, pero ahora…- yo lo siento pero no puedo aceptar ahora no es un buen momento, yo no puedo aceptar tus sentimientos.

-Entiendo… solo recuerda lo que te he dicho.

-¡¿Qué?!

Ino no podía salir de su asombro ¿Cómo se atrevía a chantajear a Sakura con algo tan importante?

-No grites quieres…

-¿Y qué vas a hacer?

-No lo sé…

La rubia miro a su amiga con lastima, a ella más que a nadie le había costado superar la marcha de Sasuke…

-¡Eres idiota cómo qué no lo sabes¡ ¿no estarás pensando en casarte con él?

-¡Si no lo hago Naruto podría ser desterrado o morir!

-¿Y cómo piensas explicarle a Naruto que te vas a casar con ese demonio?

Sakura frunció el entrecejo, obviamente no había pensado en eso, maldita frentona, acaso no se daba cuenta de que era una locura, de que se condenaba de por vida…

-Prefiero discutir con él que llorar por su muerte.

Ino la miro totalmente sorprendida...

-Sakura…

-Yo no sé qué hacer, si me caso con él nadie lo va a entender, todos…todos me odiaran… y Sai él…

La pelirosa no aguanto más y comenzó a llorar, odiaba verla así, pero Sakura no entraba en razones…, ¿De verdad pensaba casarse con él? Ino sonrió con desgana, y pensar cuantas veces habían discutido por ver quien se casaría con él…, era extraño como cambiaba todo…

¬

-Sakura yo no te odiare… - la acaricio el pelo- los demás lo tendrán que entender, decidas lo que decidas te ayudare.-Los ojos verdes llorosos la sonrieron.- Ahora deja de llorar nos quedan pocas horas y tenemos que pensar bien lo que vas a hacer.

Sakura asintió con la cabeza.



Sasuke miro el viejo reloj de cuco que se encontraba encima de la chimenea, ¿acaso no pensaba aparecer? ¿Qué demonios la pasaba? No era tan mal partido, tenía dinero, y físicamente era más que aceptable, además habían sido amigos, ¿qué tenía que pensar?

Acaso era por el bocazas que había ido a buscarla, ¿qué tenía con ese idiota? Ese chico era el que lo había remplazado en el equipo 7… ¿tanto lo había remplazado que ahora Sakura se había enamorado de él? Él no era digno de Sakura, ella merecía algo más, era curioso, el pensó que su mayor rival iba a ser el cabezón de Naruto…

Miro a la chimenea, daba igual de un modo u otro la convencería, si no era por él, lo haría por salvar a su adorado Naruto. Maldita sea, porque se sentía así, había tenido unas ganas horribles de arrancarle la lengua al niñato ese cuando fue a buscarla, ¿Quién demonios se creía que era para tocar a su futura mujer? Porque eso es lo que iba a ser… sus ojos se afilaron.

-mi mujer.

-¿Sasuke?

Suigetsu golpeo la puerta. ¿Había llegado ya?

-Pasa.

Suigetsu lo miro sonriente.

¬

-¿Nervioso jefe?- Sasuke lo miro irritado.- No me mires así, no soy yo el que te ha dado plantón.

-Aun queda media hora.

Suigetsu se cruzo de brazos y lo miro divertido.

-¿Y qué piensas hacer con ella? Lo de casarte con Sakura no entraba en los planes, no creo que a él le haga mucha gracia.

-No me importa. Ya he tomado una decisión.

Suigetsu suspiro.

-Tsk, supongo que el amor nos hace hacer locuras.

Sasuke le lanzo una mirada asesina.

-Esto no tiene nada que ver con el amor. El amor no existe para mí.

Suigetsu descruzo los brazos.

-Lo siento jefe, yo no me refería a

-No la nombres. Ella nunca ha existido.

Sasuke giro la cabeza y miro a las llamas de la chimenea, era mejor así, no quería recordar su nombre, no quería si acordarse de ella, nunca más cometería un error semejante, por eso Sakura era perfecta, era la única chica en la que había confiado, a la única que llamaba amiga, y ya no sentía nada por él, además era atractiva, estaba dispuesto admitir que era más que atractiva, ciertas partes de su cuerpo se habían desarrollado francamente bien, no sería ningún sacrificio acostarse con ella…

-Jefe ya ha llegado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:13 am

La voz de Juugo lo dejo momentáneamente parado, sintió una excitación desconocida, unos nervios en la tripa que lo traicionaban, por primera vez en mucho tiempo se sentía inseguro…

-Hacerla pasar.


Ambos ninjas entendieron a la perfección el mensaje de Sasuke y abandonaron la habitación, ¿Pero qué demonios le pasaba? Parecía que el corazón se le iba a salir del pecho, tenía que detener ese ritmo frenético tenia que tranquilizarse.

El corazón le hizo caso, se detuvo un instante al verla en el quicio de la puerta.

-Has apurado el tiempo…

Sakura trago saliva y entro desafiándolo con la mirada, Sasuke sonrió interiormente, ¿acaso se pensaba qué iba a caer en ese juego? La conocía demasiado bien, sabía que estaba asustada e indecisa, ladeo la cabeza y se cruzo de brazos apoyándose en el escritorio, muy bien si eso era lo que ella quería…

-He tomado una decisión.

Sasuke la miro sin demostrar ninguna de las sensaciones que bullían en su interior.

-¿Y?

-Acepto.- Sasuke no pudo evitar que sus labios se crisparan intentando detener una sonrisa, al final había ganado el juego, aunque claro, conociendo a Sakura era una apuesta segura.- pero bajo tus mismos términos.

Sasuke frunció el entrecejo.

-¿Qué quieres decir?

-Yo también tengo dos condiciones.

-Habla.

-Primero, no podrás impedirme ver a mis amigos, veré a quien yo quiera, cuando yo quiera.

Sasuke la miro con indiferencia, ¿eso era todo? ¿Y para eso había estado pensando 12 horas? Suspiro.

¬

-¿Y la segunda?

-No me forzaras a tener – Sakura se sonrojo- relaciones –se sonrojo aun más- sexuales contigo hasta que yo esté preparada.

Sasuke elevo una ceja.

-No puedes pretender que acepte eso, al fin de al cabo si me caso es en parte para poder disfrutar de los placeres conyugales.

Sakura bajo la cabeza.

-Son mis condiciones.

Sasuke la observo, así que hablaba en serio, “hasta que este preparada”, Sasuke sonrió.

-Muy bien acepto tus condiciones.

Sakura abrió mucho los ojos. ¿De verdad pensaba que lo iba a espantar de esa manera? Todo lo contrario lo había puesto más divertido, ahora ella era un reto…

-¿E…Estas seguro?

Sasuke se aproximo a ella hasta quedar como aquella noche a escasos centímetros luego bajo su cabeza muy lentamente sin dejar de mirar aquellos ojos atemorizados, desvió la cabeza en el último segundo para susurrarle al oído:

-Seguro.

Noto como la blanca piel de la chica sucumbía ante su aliento, saco la lengua lentamente hasta acariciar con la punta el lóbulo de su oreja, Sakura se quedo sin aire, Sasuke tuvo cuidado de no rozar su cuerpo con el de ella, ella había empezado un juego muy peligroso, y le daría la primera lección a su futura mujer, a él nadie le reta.

Sasuke respiro suavemente cerca del oído de la pelirosa, que estaba totalmente inmóvil, se retiro de su oído, y la miro a los ojos, tenía la cara sonrojada, la respiración dificultosa, y los ojos vidriosos, mierda estaba demasiado tentadora.

¬

Bajo más la cabeza. Y quedo pegado a sus labios.

-Muy seguro.

Susurro contra los dulces labios de la chica, al igual que había hecho antes con el lóbulo de la oreja, Saco la lengua y la paso por los labios de la chica, esta gimió involuntariamente, provocando que el cuerpo de Sasuke reaccionara a su abandono, y su cuerpo de apodero de él, rodeo su cintura con un brazo y la estrecho más a su cuerpo, pegándose a cada curva, encajando como piezas de un puzle, su boca se apodero de la de la chica, reclamando cada gemido, su lengua devoraba insaciable, esa dulce cavidad. Con la mano que le quedaba en libertad, la acaricio el pelo, el cuello, el costado, para llegar finalmente a sus pechos, con el pulgar friccionaba los henchidos pezones, sin dejar de besarla ni un instante.

Sintió el abandono de la joven que le rodeo el cuello con los brazos pegándose más a él, Sasuke sonrió. Sería una buena esposa, se separo de ella abruptamente, en parte para recuperar la cordura perdida, no era el momento.

-El caso es Sakura, que al final conseguiré lo que yo quiero.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:15 am

Capitulo 3: Sí quiero.

-¿! QUÉ? ¡-Naruto se atraganto con los fideos al oír a la joven- ¿Pero qué clase de broma es esta?

Sakura seguía con la mirada perdida en el suelo, no podía enfrentarse a sus amigos, no podía mirarlos a la cara, estaba claro que no lo entenderían.

-No puedes hacer eso, es un diablo.

-¿Qué demonios te ha pasado, acaso has olvidado cómo nos abandono?

Sakura apretó los puños, tenían toda la razón, pero no podía decirles la verdad, había llegado muy lejos para proteger a Naruto con ese estúpido trato, y no se daría por vencido ahora.

-¿Por qué vas a casarte con él?

La duda de Chouji resonó en la mente de todos.

Sakura miro al chico que parecía más sorprendido que enfadado.

¬

-Yo…

-Dejar de hacerla preguntas- Sai interrumpió a Sakura- seguro que tiene una buena razón.

-Sai…

-No hay razones para casarte con un demonio.

-Tal vez aún lo ame…

El pequeño susurro de Hinata logro que todos callaran, las pupilas de Sakura se dilataron, ¿amarlo después de todo?, no, por supuesto que no, ya no era aquella niña idiota, dios que clase de futuro le esperaba al lado de Sasuke…

-Creo que es mejor que nos vallamos, Sakura está cansada.

Sakura se levanto de la silla y miro a todos sus amigos con lágrimas en los ojos.

-Siento que penséis así, pero por favor- miro a Sai- no me odiéis.

Salieron a la calle, camino del apartamento de Sakura.

-No ha sido tan malo ¿verdad?

Sakura miro cansada a la rubia que caminaba a su lado, ¿malo? Había sido peor, ver la cara de todos, sentir su rechazo, era normal que estuvieran enfadados, maldito Sasuke, quién se casaba de un día para otro…

-No creo que vengan a la boda… ¿verdad?

Sakura se detuvo en seco, ella había soñado con una boda por todo lo alto, desde pequeña había imaginado su vestido banco, un día de primavera, flores por todos lados, sus amigos sentados en las sillas, suspiro, bueno al menos el novio era el que ella soñaba de pequeña, aunque ella esperaba que se casaran por amor…

-Yo iré.

La chica miro a su amiga que la sonreía felizmente.

¬

-Ino…

-No me des las gracias, va a ser la boda del año, claro que irán dudo que alguien se la quiera perder.

Sakura la miro contrariada, ¿su boda iba a ser una atracción de circo?

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

-¡Espera no puedes pasar¡

Sasuke levanto la vista de los papeles en el momento justo que la puerta se abrió.

-DEJAME ALBINO DE MIERDA, TENGO QUE HABLAR CON SASUKE.

Sasuke elevo una ceja al ver entrar a Naruto y detrás a Suigetsu. Menuda mañana llevaba, ¿A que había venido el cabeza hueca? Ladeo la cabeza.

-Suigetsu está bien.

Este le hizo un gesto con la cabeza y salió del cuarto. Naruto lo miraba enfadado, ¿estaba rojo?

-¡¿Qué demonios haces con Sakura?!

-No te importa.

-¡Claro que me importa¡ ¿Qué es eso de qué se va a casar contigo?

Sasuke suspiro.

-Si has venido para decirme obviedades tengo trabajo.

Los ojos de Naruto echaron chispas de odio al ver que Sasuke lo ignoraba y continuaba leyendo los papeles de su escritorio.

-¿Es qué no me has oído?

-¿El qué?

Pregunto sin dejar de leer.

¬

-Maldito seas, quiero saber por qué os vais a casar.

-No te importa.

-DIOS SI VUELVES A DECIR ESO TE MATO.

Sasuke lo miro y esbozo una fría sonrisa.

-Puedes intentarlo.

-Maldito seas, ¿Cómo has conseguido que ella aceptara casarse contigo?

-Me debía un favor.

-Muy gracioso.

Sasuke se encogió de hombros.

-Naruto esto no es problema tuyo, es algo entre Sakura y yo.

-¿Crees que me voy a creer que os casáis por amor?

-Piensa lo que quieras. Nos casamos y punto.

Naruto resoplo.

-Muy bien, pero te aviso una cosa, más te vale hacerla feliz.

-¿O?

-O te matare.

Naruto se dirigió a la puerta y giro el pomo, se quedo quieto, ¿Y ahora qué?, pensó Sasuke, ¿No se había acabado ya la charla protectora?

-¿Algo más?

-Más te vale que haya Rammen en el banquete.

El rubio cerró la puerta tras de sí. Sasuke estaba totalmente sorprendido, ¿banquete? Frunció el entrecejo, eso quería decir que se había auto invitado a la boda, él no pensaba hacer una celebración, al fin de al cabo no tenía sentido, no se casaban por amor, era más bien una transacción, no hacía falta celebrarlo, no había nada que celebrar…

¬

Volvió a su trabajo.

-Eh…¿jefe?- La cabeza de Juugo asomo por la puerta Sasuke levanto la cabeza de nuevo ¿ahora qué?- tiene visita.

-Estoy trabajando.

-Ella insiste en verle…

¿Ella? Sasuke se reclino en el sillón, suspiro.

-Dila que pase.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sakura miro al moreno sentado en el sillón, ¿Se suponía que iba a casarse con él? Dios ¿Por qué era tan difícil? Apretó los puños, y lo miro directamente.

-Tenemos que hablar.

-Habla.

¿Tenia que ser siempre así? Muy bien, podía hacerlo, solo tenía que tratar el asunto con normalidad.

-¿Cu…Cuando tienes planeado qué se celebre la boda?

El corazón se la iba salir del pecho, lo había dicho, mierda le quemaba la cara, seguro que se había sonrojado. ¿Por qué no decía nada? ¿Acaso le divertía verla así?

-El viernes.

¿QUÉ? Los ojos de Sakura se abrieron desmesuradamente, no, intento calmarse, no podía ser el viernes siguiente, era imposible.

-¿Qué viernes?

-Este viernes.

-¡Pero eso es imposible sólo quedan tres días!

¬

-Lo sé.

-Pero no da tiempo a preparar una boda.

-Ya lo he preparado.

-¿Qué se supone que has preparado?

-Todo, no te preocupes.

Sakura lo miraba impresionada, y con una ira creciendo en su interior, ¿Cómo se atrevía a preparar su boda sin contar con ella? ¿Cuando pensaba decírselo?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:16 am

-¿Qué? ¿Ha elegido el banquete, la música, las flores, los invitados, incluso MI VESTIDO tú sólo?

Sasuke elevo una ceja y la miro con cansancio.

-No habrá nada de todo eso, así que no te preocupes.- Sakura se quedo helada, ¿qué no habría…?- Excepto lo del vestido, espero que vayas vestida, pero me da igual como vayas, no es relevante.

No habrá nada de eso…me da igual…no es relevante.

La ira se apodero de Sakura golpeo con las manos en el escritorio llamando la atención del moreno.

-¡Claro que habrá flores, y banquete, y música, y pobre se ti si ese día no me dice lo guapa que voy con mi vestido de novia!

-No creo que te de tiempo.

-¡Me lo dará¡

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sasuke no se podía creer que ella hablara en serio, miro a su alrededor, dios había convertido el patio en un jardín botánico, todo estaba lleno de flores blancas y rosas, había sillas también blancas que los invitados empezaban a ocupar, metió las manos en los bolsillos del traje blanco, ¬

empezaba a pensar que tenía un trauma con ese color, que ella le había obligado aponerse, ¿por qué lo hacía todo tan difícil? Suspiro, con Sakura nada era fácil, miro al cielo, eso no lo tenía planeado, ahora tendría que ver a todo el mundo, por dios esa mujer se había vuelto loca, ¡había invitado a todo Konoha!

-Enhorabuena.

Sasuke bajo la mirada hasta su exsensei. No esperaba que nadie le dijera nada bueno, y menos que lo felicitaran, a excepción de sus tres invitados, y Karin no estaba precisamente contenta, Suigetsu y Juugo la habían tenido que sacar a rastras y poco menos que atarla a la silla amordazada.

-Gracias.

-Mucho tiempo sin verte.

-Mucho…

-Sigues igual de hablador, eh?- Kakashi sonrió- bueno creo que esto va a empezar cogeré asiento.

Sasuke frunció el entrecejo, ¿por qué no estaba enfadado con todos los demás?

-Sasuke Uchiha, ¿Empezamos?

Sasuke miro a Tsunade, ¿empezar? Pero…

-Aun falta Sakura.

Tsunade lo golpeo en la cabeza.

-¿Es qué no has ido nunca a una boda? Ella aparecerá cuando suene la música.

Sasuke asintió con despreocupación, menuda pérdida de tiempo… todo hubiera sido más rápido a su modo, él solo tenía en mente una cosa a la que dedicaría todo el tiempo necesario, y muy gustosamente, pero claro, eso sería después de acabar con ese circo…

¬

La música comenzó a sonar y Sasuke dirigió la mirada a donde giraba la cabeza todo el mundo, observo a Sakura totalmente sorprendido, llevaba el pelo recogido graciosamente, y el vestido era perfecto para ella, resaltaba su maravillosa figura, parecía una ángel, tan blanca, tan delicada, tan hermosa… y se acercaba a él… Sasuke meneo la cabeza volviendo a la realidad cuando la tuvo enfrente.

-Bien...- Tsunade comenzó ha hablar, pero Sasuke solo la oía a medias, algo sobre el compromiso, el amor..., pero su mente estaba ocupada intentando pensar qué demonios había sido lo de antes, se había puesto nervioso, se había quedado sin respiración, había pensado esas tonterías, ¡se estaba volviendo loco¡

-¿Sakura Haruno aceptas a Sasuke Uchiha, para respetarlo y cuidarlo en la salud y la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza, hasta que la muerte os separe?

Todo el mundo callo, Sasuke miro a Sakura, ¿no se echaría para atrás ahora?

-Sí…acepto.

Sasuke respiro, pero siguió mirándola totalmente fascinado, lo había dicho en un susurro, sin mirarlo, se había puesto totalmente colorada…

-…os separe?

-Sí acepto.

-Bien, sí no hay nadie que conozca un motivo para que no se casen- Sasuke miro por el rabillo del ojo a los invitados, Naruto no diría nada, lloraba demasiado para poder hablar… idiota, los demás invitados parecían más bien sorprendidos, excepto uno que lo miraba directamente con odio, Sasuke lo sonrió fríamente, asique había venido, estúpido Sai, bueno mejor así, así sabría que ella era suya a partir de ahora…- En ese sorprendente caso, yo os declaro Marido y Mujer. Puedes besar a la novia.

Hubo tímidos aplausos, ella se volvió hacia él y lo miro por primera vez desde que empezara la ceremonia, al menos no lloraba, eso hacia las cosas más fáciles…, acerco el rosto a ella y poso sus labios en ella ¬

fugazmente, no le gustaba hacer eso en público, tendría mucho tiempo después…

Se separo de ella y se coloco a su lado, a música sonaba, y Sakura estaba como perdida, Sasuke sonrió en su interior, bajo la cabeza hasta su oído.

-Estas guapa con ese vestido.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Los pies descalzos de Sakura andaban de un lado para otro por toda la habitación, maldita sea, seguro que ese cerdo de Sasuke aparecía de un momento a otro por la puerta, eso fue lo que la dijo antes de abandonarla, literalmente, en su fiesta de boda.

-Esta noche iré a tu cuarto.

Se había sentido tan humillada, era la única novia que la plantaban en su fiesta, y pretendía que ella se entregara gustosa a sus deseos, Sakura frunció el entrecejo enfadada, tenía que pensar algo, el tiempo estaba jugando en su contra. Piensa Sakura, piensa…

Sakura observo su plan, tenía que funcionar.

Oyó los pasos de Sasuke subiendo las escaleras, trago saliva con dificultad, el corazón se la salía del pecho, ¿y si no funcionaba?

Vio como giraba el pomo y se abría la puerta, el moreno entro en la habitación con total naturalidad, llevaba puesto solo una bata, ¿es qué no tenia decoro?

Sakura se sonrojo, Sasuke sonrió.

-Se acabaron las condiciones…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:18 am

Capitulo 4: La noche de bodas.

Sakura notaba como todo su cuerpo le temblaba no era una pregunta, ni una súplica, era una orden, ¿no pensaría de verdad acostarse con ella en ese mismo momento? Su mente empezaba a crisparse por momentos, no quería llegar tan lejos pero si él no entraba en razones no la quedaría más alternativa.

-Debo recordarte que hicimos un trato…

-Lo recuerdo.

Sakura jugaba con sus manos buscando una falsa apariencia de tranquilidad.

-En ese trato tú dijiste que aceptabas que nosotros no… mantuviéramos relaciones hasta que yo estuviera preparada…

Sasuke no se movió un paso, ni un gesto, por dios Sakura dudaba hasta que pestañeara, ¿es que no iba a contestar? Finalmente Sasuke abrió la boca.

-¿Y?

¬

¡¿Y?¡ todo el cuerpo de Sakura se tenso de rabia, como qué ¿y? ¿Acaso era tonto? Ella no estaba preparada, llevaba tan sólo horas siendo su mujer, y además una mujer furiosa por que la dejo plantada en su fiesta de bodas, ¿qué demonios le pasaba?

-No estoy preparada, así que según el acuerdo hoy no tendremos esa clase de… de intimidad.

Sasuke elevo una ceja como respuesta y se acerco a ella muy lentamente.

-Pero lo estarás Sakura, yo me ocupare de ello…

Las pupilas de Sakura se agrandaron, se sentía como un conejo al que un lobo acecha, estaba tan cerca suya que podía oír su respiración, sin embargo no se atrevía a mirarlo, tenía la vista fija en sus zapatillas, ¿Qué iba a hacer el no entraba en razones? Maldito Sasuke Uchiha, eso la pasaba por confiar en un demonio. Muy bien si era eso lo que quería, tendría que usar su plan, era lo único que la podía salvar, solo esperaba, rogaba que funcionara.

-De acuerdo.-Hizo una pausa para tomar una bocanada de aire que la diera valor- pero antes al menos bebamos una copa.

-¿Pretendes emborracharme?

Sakura lo miro con ira.

-No es solo una copa, para clamar mis nervios y mi ira por haber sido abandonada el día de mi boda.

Como única respuesta el moreno se encogió de hombros, era su oportunidad Sakura fue a la cómoda y cogió dos vasos de encima, que funcione por favor que funciona, rogaba mentalmente, mientras cogía el Sake y lo vertía con cuidado, miro los dos vasos, a simple vista ambos parecían iguales, pero uno de ellos, el de la derecha se recordó instantáneamente, llevaba unas hierbas que Tsunade le había enseñado a usar, según lo cual Sasuke debería caer dormido isofactamente. Bien, funcionaria. Se encamino con los dos vasos y con mucho cuidado le tendió el de la derecha, Sasuke lo cogió con aire despreocupado y lo bebió de un ¬

trago, ella hizo lo propio, y tosió, no debería haber cogido un Sake tan fuerte.

Cuando levanto la vista, Sasuke la miraba muy atentamente con rastros de los que parecía una pequeña, y efímera sonrisa, pero ni un ápice de sueño, más bien todo lo contrario, parecía muy muy despierto. Mierda, a lo mejor se había equivocado con las cantidades…

-¿Quieres otro vaso?

Sasuke negó lentamente con la cabeza. Y se acerco a ella muy lentamente, se detuvo solo a un paso de ella y la miro fijamente a los ojos. Pero no la toco, entonces por qué temblaba su cuerpo, Sakura sabía que estaba perdida que si el veneno no funcionaba, esa noche no tendría escapatoria, había echado el doble que a una persona normal, cualquier humano habría caído inconsciente, ¿por qué él no?

Todos los pensamientos de la chica se nublaron cuando Sasuke la sujeto la barbilla levantándola la cara hacia él, el moreno ladeo la cabeza y paso el dedo pulgar por los labio inferior de la chica, haciendo que inconscientemente este temblara, y ella sacara un poco la lengua para humedecerlo.

¿Qué la estaba haciendo? ¿A qué jugaba? Su corazón se iba salir del pecho, seguro que hasta él podía oír sus latidos, como si pudiera oír sus pensamientos, Sasuke esbozo una pequeña sonrisa de orgullo.

-Lo estarás.

Sakura abrió la boca para responder, pero en ese momento el la acerco a sus labios y la beso, Sakura se quedo muy quieta, sin poder creerse lo que la estaba pasando, estaba totalmente embrujada por él, no podía moverse, no podía patalear y gritar como pensaba hacer si el plan A fallaba.

La lengua de Sasuke acariciaba todos los puntos de su boca, desde el paladar, hasta debajo de la lengua, para luego acariciar la pequeña lengua de ella con mucha tranquilidad, como si no tuviera prisa, contrastando con sus manos que la pegaron posesivamente a su cuerpo, Sakura abrió los ¬

ojos al notar las dimensiones de la realidad, podía sentirle perfectamente apoyado en su vientre, como si hubiera notado ese rechazo, el chico dejo de besarla los labios y comenzó a besarla el cuello lentamente, dándola pequeños bocados, que después lamia lentamente, el cuerpo de Sakura tembló de placer, maldito cuerpo traidor, su mente estaba empezando a nublarse, sus ojos se vidriaban, un calor desconocido la abrasaba, y usaba las pocas fuerzas que le quedaban para intentar que los pequeños ruidos que llegaban a su garganta no salieran.

Pero toda resistencia fue inútil cuando él abrió la bata que llevaba la joven y descubrió lo que llevaba puesto, Sakura noto que su cara se ponía de color rojo escarlata al ver la expresión de sorpresa de la cara de él. Era una idiota para que se habría puesto el picardías que compro con Ino, ella no esperaba nada aquella noche, pero bueno era normal que una mujer se pusiera esas cosas en su noche de bodas, se justifico.

Sasuke la miro divertido elevando una ceja, y el color rojo de su cara aumento, por un momento Sakura pensó en volver al plan B y pegarle de patadas y cerrarse la bata, pero entonces él la levanto en vilo como si no pesara nada y deposito en la cama, la observo un instante que a Sakura le pareció una eternidad y se quitó su bata sin apartar los ojos de ella.

Sakura abrió los ojos como platos, nunca había visto un hombre desnudo en ese estado, había oído hablar de ello, incluso en alguna película de Naruto había visto algo parecido pero verlo así, por dios ¿Cómo era posible qué eso estuviera así habiendo tomado esas hiervas? El miedo se apodero de ella, no podía ser, eso no era normal, no iba a entrar, no podía entrar.

Sasuke se tumbo en la cama sobre ella, y la beso la frente, luego la nariz, los labios, el cuello, la clavícula y perdió la respiración cuando vio que el agarraba uno de sus senos y acariciaba con el pulgar el erecto pezón de la misma forma que lo había hecho con sus labios. Necesitaba aire intento respirar pero en lugar de eso uno de los gemidos que con tanta fuerza había intentado reprimir.

Sasuke bajo la cabeza y paso la lengua por el otro por encima de la fina tela, Sakura estaba dejando de pensar, volvió a pasar la lengua y otro ¬

gemido salió de su boca, Sasuke mordió el tirante y lo bajo hasta que la fina tela cayo descubriendo el rosado botón, bajo la cabeza y lo introdujo en su boca, el calor de su cuerpo aumento, dejo totalmente e pensar y los gemidos surgieron de lo más profundo de ella cuando noto que el succionaba y rodeaba con la legua el pequeño pezón.

Perdió la noción de la realidad, tanto que ni se dio cuenta de que la mano de Sasuke había comenzado a avanzar lentamente desde la parte detrás de su rodilla, solo volvió a la realidad al notar que él se separaba de su pezón, y reclamaba sus labios a la vez que acariciaba su parte más intima, separando su cuerpo con uno de sus largos dedos, acariciando cuidadosamente.

Noto que Sasuke apartaba la mano y dejaba de besarla la beso el cuello, y la susurro al oído.

-Yo no me equivocare…tú no serás como ella.

Sakura se quedo muy quieta, ¿ella? ¿Qué…qué quería decir? ¿Y por qué no se movía? Podía sentir el peso de su cuerpo sobre ella, pero qué, con mucho cuidado Sakura apoyo las manos sobre el pecho del chico y lo hizo girar, lo miró, estaba profundamente dormido, al final su plan había dado resultado, ¿y ahora qué hacia? ¿Qué se suponía qué pasaba cuando mantenías relaciones? Mierda, y ella qué sabia, nunca las había mantenido… pero… Salió de la cama y se puso la bata, salió con mucho sigilo de la habitación, si alguien la veía suplan se iría al traste, atravesó las calles de Konoha lo más rápido que pudo hasta llegar a su destino. Se paro en la puerta y llamo.

Una soñolienta rubia abrió la puerta totalmente sorprendida.

-¿Qué haces aquí loca?

Sakura miro a Ino con desesperación.

-¿Qué pasa cuando mantienes relaciones?

Ino se quedo de una pieza.

¬

-¿Quieres qué te explique eso ahora? ¿Por qué no se lo preguntas a Sasuke?

-¡Porque le he drogado!

Ino abrió aun más los ojos.

-¿Qué le has qué? No me extrañas que sigas virgen, eso de drogar a los chicos no es una buena idea.

-Idiota, precisamente es por eso, por seguir virgen por lo que le he drogado…

Ino suspiro ceñuda.

-Está bien, déjame pensar, sudas- Sakura afirmó con la cabeza – y gritas, bueno es depende de lo bien que finjas- Sakura la miro sin comprender.- está bien deja lo de gritar para más adelante…, y eh… supongo que sangras la primera vez, aunque no es obligatorio- La pelirosa miro a su amiga horrorizada gritar, sangrar ya sabía ella que eso no cabía- Y supongo que se usa condón, aunque en tú caso siendo la noche de bodas y tal no lo usaríais…, por lo demás … a veces te queda algún moratón debido a un chupetón o algún bocado, y el a veces tiene la marca de tus uñas en la espalda, pero no siempre y… por dios Sakura deja de mirarme así, te aseguro que al final hasta a ti te gustara!. Y ahora déjame dormir ¿quieres?

Dicho lo cual cerró la puerta en sus narices, Sakura volvió sigilosa al cuarto y miro a Sasuke dormido bañado por la luz de la luna, por dios tenía que taparlo así no podía pensar, le echo la sabana por encima del cuerpo y recopilo los horribles datos de su memoria:

Sudar

Sakura fue al baño contigo y se mojo las manos luego con mucho cuidado volvió a la cama y movió las manos mojando todo, bueno podría pasar.

Gritar

Por dios, ¿Cuánto tenía que gritar? ¿Era un grito seco o largo? ¿Muy alto o flojito? Sakura resoplo decidida muy bien.

¬

-AAAAAAAAAAAAHHHHH

Las mejillas la ardían. Pero lo positivo era que Sasuke no despertaba. Hecho

Sangrar

¿Cuánto se sangraba? Mierda no era suficiente información, de donde iba a sacar sangre… la cocina, volvió a salir sigilosa y llego a la cocina, abrió la nevera y encontró lo buscaba los filetes le bastarían, subió de nuevo a la habitación, vale eh… donde sangraba? Se suponía que dé ahí abajo se tumbo en la cama a lado de Sasuke y calculo más o menos la altura, bien era un himen, ella era medico, pero nunca había visto romperse uno, si una membrana se rompía… bastarían unas gotas cogió el filete y lo estrujo, dejando que cayeran unas cuantas gotas, pero en ese momento Sasuke se movió y se la cayo el preciado trozo de carne, haciendo la mancha mucho más grande de lo que ella esperaba, ¡MIERDA! Bueno ya no podía hacer nada… hecho.

Moratones, mordiscos, marca de uñas.

Lo último que habría esperado es tener que infringirse daño a si misma pero no la quedaba otra opción, comenzó a darse fuertes pellizcos por el cuerpo, y se mordió un brazo, si el sexo era aun más difícil y doloroso no quería hacerlo en la vida, luego se acerco a la espalda de Sasuke, dios que no se despierte por favor, lo araño rápidamente, y el chico simplemente se movió como si un mosquito lo picara. Sakura resoplo tranquila, hecho.

Trago saliva viendo el resultad ahora solo la quedaba dormirse, mierda pensó tristemente al ver la mancha, tendría que dormir sobre ella, pero era por una buena causa, se recordó.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sasuke se levanto con el peor dolor de cabeza que recordaba haber tenido, le dolía todo el cuerpo, apenas podía abrir los ojos, y sentía un ¬

picor en la espalda, ¿qué le había pasado? Trató de recordar la noche anterior, había tomado una copa con Juugo y Suigetsu, luego había subido a la habitación de Sakura, había bebido una copa más y la había besado, estaba punto de… ¿por qué no recordaba nada más? Se incorporo en la cama, estaba solo, Sakura se debió haber levantado ya, mierda porque sentía la mano pegajosa, miro a su mano y abrió los ojos como platos, la mancha que había en las blancas sabanas, no dejaba lugar a duda, la había quitado la virginidad, una parte de él sintió orgullo, que se jodiera el ninja ese, pero espera un momento, esa mancha, esa mancha era demasiado grande, dios ¿Qué la había hecho? Se levanto de la cama dispuesto a buscar a su esposa, y al pasar por enfrente del espejo para ponerse la bata vio en su espalda un arañazo tremendo, por dios seguramente ella había intentado defenderse, ¿Por qué no podía recordar nada? Solo habían sido dos copas.

Sumido en sus pensamientos bajo a la cocina, cuando entro vio que todos lo miraban curiosos.

-¿Qué tal ayer?- pregunto el peliblanco con interés.

-Bien.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:18 am

Paso al lado de ellos y fue a por agua, ¿por que tenía la boca como si hubiera comido tierra?

-Pues tú mujer no creo que piense igual…

Sasuke le miro con una ceja elevada.

-¿Qué quieres decir?

-Ayer su grito nos despertó a todos.

DIOS ¿había gritado tanto? él solo recordaba pequeños y perfectos gemidos.

-Por no hablar de cómo la has dejado.

Sasuke miro a Juugo ¿pero qué…?

-¿Qué?

¬

-Porque no subes a verla se está dando un baño.

Sasuke dejo el vaso y se dirigió escaleras arriba al baño, ni siquiera llamo a la puerta abrió, y se encontró a su bella mujer desnuda saliendo del baño, en otro momento se hubiera detenido a admirar el perfecto cuerpo de Sakura pero en ese momento solo tenía ojos para ver los moratones que tenia por todo el cuerpo, ¿qué…qué la había hecho? Miro su brazo tenía un mordisco qué seguramente le tenía que haber dolido, Dios se había comportado como un salvaje. ¿Era por eso por lo qué no recordaba nada?

-Sakura.

Sakura se tapo corriendo envolviéndose en una toalla.

-Bu…buenos días Sasuke.

Le tenía miedo, mierda era normal, como no le iba tener miedo si casi la mata.

-Sakura tenemos que hablar.

-¿De qué?

-De lo de anoche.

-Pre…preferiría no hablar de ello.

-Pero hay algo que tengo que explicarte.

-Ayer me lo explicaste todo.

-No Sakura, lo de ayer… no debería haber sido así, yo… lo siento, no sé que me pudo pasar pero yo no quería hacerte daño.

-¿Acaso no viniste con intenciones de qué hiciéramos...eso? ¿No estás satisfecho?

-No claro que no estoy satisfecho, cómo voy a estar satisfecho, yo quería que los dos disfrutáramos.

-Ya bueno, no te preocupes.

¬

-Sakura eso no es así, ahora estamos casados, nos quedan muchas noches que compartir, no quiero que sientas miedo.

-¿Piensas volver hacerlo?

-Bueno…hasta donde recuerdo, era agradable, además no puedo permitir que tengas esa noción del sexo.

-Yo preferiría no repetirlo.

Claro ¿cómo iba a querer ella repetirlo? Apretó los puños.

-Comprendo.

-¿Eso quiere decir que no me tocaras hasta que yo quiera?

Sasuke asintió.

-Me lo prometes.

-Lo juro.

-Eh…Sasuke… tengo un poco de prisa te importaría irte para que pueda vestirme.

-¿Dónde vas?

-A recoger las fotos de la boda.

-Te acompañare.

Sakura abrió los ojos con sorpresa.

-No…no es necesario.

-Lo sé. ¿En quince minutos abajo?

Sakura se limito a asentir y él cerró la puerta del baño tras de sí, luego se dirigió a su habitación y se dispuso a ducharse y vestirse.

Quince minutos después la esperaba en el Hall de la entrada.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

¬

Sakura no podía creerlo, había pasado una semana desde aquella noche, y Sasuke se desvivía en atenciones con ella, encargaba la comida que a ella le gustaba, la acompañaba siempre, incluso una vez yendo por la calle la compro un globo, bueno ella se lo pidió, pero él se lo había comprado, y ahora había accedido a ir de picnic con ella, ¿por qué se comportaba así? Tal vez Ino tenía razón…, pero la hacía sentir muy ruin, Cuando le conto a Ino lo que había hecho aquella noche y los cambios de Sasuke, Ino la había dicho, después de dejar de reírse:

-Se siente culpable, realmente te pasaste, fuiste demasiado exagerada, y ahora él piensa que te violo. Deberías decirle la verdad Sakura, antes o después tendréis que mantener relaciones y él notara que le mentiste…

-¿Pasa algo?- Sakura miro a Sasuke, y negó con la cabeza- ¿necesitas algo?

¿Por qué tenía que portarse bien? ¿Por qué no era el odioso Sasuke de siempre? Mierda se sentía la peor persona del mundo, ¿hasta qué punto había exagerado las cosas?, ella no mentía, ella no hacia esas cosas, pero si se lo decía… volvería a ser el Sasuke de siempre.

-Sasuke…

-Dime.

-Hay algo que tengo que decirte…

-Está bien.

-Pero no te va a gustar… prométeme que no te enfadaras y que intentaras entenderlo…

Sasuke la miro confuso.

-¿Qué es?

-Prométemelo.

Sasuke suspiro y asintió con la cabeza.

-Aquella noche…no hicimos el amor.

Sasuke pestañeo.

¬

-Ya sé que no hicimos el amor, lo que hice fue una salvajada, pero ya te pedí perdón.

-¡NO me pidas perdón, no lo entiendes, que no hicimos nada de nada, que yo te drogue, tú te quedaste dormido!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:21 am

Capitulo 5: Curiosidad
“te drogue”

Las palabras cortaron el aire, quedaron suspendidas entre ellos, el corazón de Sakura latía muy flojito, al borde de detenerse, como si le diera miedo hacer ruido y romper la calma, ¿por qué no reaccionaba? Se sentía la peor persona del mundo, pero él había tenido la culpa, él fue quien intento incumplir el acuerdo, entonces… ¿por qué no podía mirarlo a los ojos? Maldita sea, ella no tenía nada de qué avergonzarse, bueno a lo mejor de un par de cosas, quizás se había pasado un poco al poner las indicaciones de Ino en práctica, pero él maldito tramposo que tenía enfrente tenía la culpa de todo, él la había obligado a casarse con un vil chantaje, ella era la víctima. Levanto la cabeza decidida ha luchar por su inocencia.

Frio, eso es lo que le recorrió el cuerpo a la chica, cuando vio los oscuros ojos de Sasuke. Su cara no tenía expresividad ninguna, se había vuelto dura, recta, como siempre era, pensó tristemente Sakura.

-El saque.

Las pupilas verdes se dilataron del susto.

¬

-¿QUÉ?

Mierda había chillado, tenía que parecer tranquila, como si manejara la situación.

-La droga estaba en el Sake.-No era una pregunta era más bien una afirmación, aun así Sakura afirmo con la cabeza, ante la atenta y fría mirada de el moreno-Ya veo…

Dicho lo cual se levanto y metió sus manos en los bolsillos sin dejar de mirarla inexpresivamente, luego se giro con indiferencia y comenzó ha andar.

Sakura observaba alejarse al que ahora era su marido, ¿eso…eso era todo? ¿No iba a gritarla? Algo en ella le decía que él estaba enfadado, entonces por qué no la decía nada, estaban casados se suponía que tenían que hablar de los problemas no esquivarlos. Se levanto y lo siguió.

-¿No vas a decirme nada?

Sasuke ni siquiera se detuvo en su camino.

-No.

Sakura apretó los puños.

-¿No quieres saber por qué lo hice?

Sasuke se detuvo, pero sin volver a mirarla.

-Puedo imaginármelo.

La pelirosa se quedo helada, y quieta, muy quieta mirando la espalda del moreno, otra vez los remordimientos volvieron a ella, Sasuke debía haber pensado que era lo peor al hacerla eso, bueno no sabía muy bien lo que se había imaginado haciéndola…, pero debía ser importante para él, porque después de aquella noche, su humor y su forma de comportarse con ella habían cambiado, estaba un poco más hablador, solo un poco pero ya era algo…, y la acompañaba a los sitios, Y… Sakura noto que le picaban los ojos, y pestañeo fuertemente, la prestaba atención…

¬

-Yo… lo siento.

Lo dijo en un tono de voz tan bajo que dudo que Sasuke lo oyera.

-¿El qué?

Sakura abrió los ojos sorprendida y miro al suelo avergonzada.

-Siento haberte engañado.

-Hmm, más lo vas a sentir.

Una ráfaga de aire movió el pelo rosa de la joven, y un escalofrió subió por su espalda al escuchar la amenaza del joven ninja, ¿qué…que tenía en mente? ¿No pretendería…no querría conseguir lo que no pudo aquella noche?!

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Abrió las puertas de la mansión con aparente tranquilidad a pesar de que en su interior bullía una tremenda ira. Sus pasos resonaban en el suelo haciendo presente un silencio aterrador en la casa, cruzo el salón y se dirigió a la cocina donde sus tres amigos se encontraban charlando.

-Os quiero ver ya en la biblioteca.

Ninguno de los tres cuestiono la orden más bien todo lo contrario, dejaron todo lo que estaban haciendo y siguieron a su jefe por la escalera hasta legar a la sala.

Cogió una copa y la lleno del caro brandy que se encontraba en la estantería. Miro a sus compañeros en silencio, meditando bien su decisión, bebió la copa de un trago.

-Nos vamos.

Ninguno cambio su actitud aunque se dirigieron miradas sorprendidas entre ellos.

-¿A dónde?

-Tenemos algo qué hacer ,unos pequeños asuntos en el país del sonido que debido a mi boda pospuse, es todo cuanto tenéis que saber.

¬

Suigetsu elevo una ceja.

-¿Sakura viene con nosotros?

Sasuke entrecerró los ojos.

-No.

Karin puso sus brazos en jarras.

-¿Cuándo nos vamos?

-Ya. Haced las maletas y prepáralo todo.

La expresión de los tres fue de absoluta sorpresa pero ninguno osaría discutir las decisiones del jefe Hebi, y menos cuando Sasuke tenía ese humor.

-Entendido.

Los tres ninjas salieron de la estancia dejando al moreno sirviéndose otra copa de licor, maldita sea, pensó Sasuke molesto mientras giraba el liquido dentro de la copa. ¿Cómo se había atrevido a hacerle eso? ¿Tanto asco le daba? Hasta donde él podía recordar aquella noche ella se había mostrado bastante entregada, incluso habría jurado que lo estaba disfrutando, Tsk , maldita bruja, ella seguramente solo fingía esperando a que su “droga” le hiciera efecto, bebió de nuevo la copa de un trago y se volvió a servir.

El juego la había salido francamente bien, demasiado bien pensó Sasuke preocupado, ¿Cómo sabia ella todo lo que pasaba? Tal vez no fuera virgen… tampoco es que le importara demasiado, pero… sonrió, era virgen ninguna persona conocedora del sexo se habría causado esas heridas, sonrió más abiertamente, menuda ninja medico que estaba hecha… esa mancha de sangre era monstruosamente grande. La sonrisa se borro de sus labios y dejo paso a una actitud ceñuda, mierda ahora todo el mundo pensaba que era un sádico violador, suspiro, lo que le faltaba en demonio vengador sádico violador, elevo una ceja, las cosas no estaban resultando tan fáciles como él había pensado.

¬

Sonó la puerta, y Sasuke se volvió hacia ella para vislumbrar un pelo rosa y una cara llena de contradicciones.

-Sasuke yo quiero hablar contigo de algo muy serio.

Sasuke elevo una ceja, ¿por qué se hacia la ofendida?

-di.

Vio como ella cogía aire y lo miraba enfadada.

-No creo que sea bueno para nuestro matrimonio que me amenaces.- se cruzo de brazos- debes de dejar esa costumbre de inmediato.

Sasuke se quedo de una pieza observándola, ¿Le estaba hablando en serio?, la miro a los ojos y vio determinación en ellos, le estaba hablando en serio, le dieron ganas de reírse, ¿Cómo se atrevía a ir hasta él altiva para darle ordenes? ¿Y drogarle si era bueno para su matrimonio? La ira volvió a él , aunque el único síntoma que demostró de ella fue apretar el vaso con más fuerza de la requerida.

-Bien.

Y dio otro sorbo a su copa, lo que consiguió otra mirada desaprobación del a joven.

-Y te agradecería que no te dieras a la bebida.

Suficiente. Pensó Sasuke.

-Él brandy me ayuda.

Sakura elevo una ceja.

-¿ A qué?

Sasuke recorrió rápidamente la distancia que los separaba quedándose a escasos centímetros de ella.

-No olvides que soy un hombre con necesidades y muy furioso con mi esposa.

Sakura se sonrojo, pero no bajo la guardia.

¬

-Pues tu esposa también está furiosa contigo, y no sé de qué necesidades me habl…

La frase de la chica quedo interrumpida por los labios del joven, que cayeron sobre los suyos posesivamente, pillando a la joven totalmente de sorpresa, tenía que soltarse de él, apartarlo, el terror llenaba su mente, ¿volvería a intentar meter “Eso “ en ella?

Sasuke paso su lengua por los labios hinchados de la joven debido la fuerza ejercida por el beso, y mordió suavemente el labio inferior, provocando en Sakura un escalofrió diferente, sorprendentemente placentero, logrando que Sasuke consiguiera su propósito e introdujera la lengua dentro de ella, devorando su interior, jugando con ella, llenándola, acariciándola, logrando sacar de ella esos débiles gemidos, y consiguiendo que ella se pegara a su cuerpo, notando la propia necesidad del joven.

Los besos se volvían más presurosos, más profundos, las manos de ella rodeaban su cuello impidiendo casi la toma de aire, notaba un calor por todo su cuerpo y pegaba su cadera a la erección del chico, esperando algo instintivamente, estaba perdiendo la razón, estaba a punto de…

-Ya estamos list…os

Sasuke se separo de ella y elevo la mirada oscurecida por encima de la cabeza de la joven en dirección a la puerta, donde un sonrojado Juugo los miraba atónito.

-Un minuto.

Juugo ni siquiera hablo cerró la puerta con la misma calma con la que la había abierto y se retiro.

Sakura solo oía los latidos de su corazón, notaba como su cara ardía de vergüenza, ¿Cómo había llegado hasta ese punto? Ella había ido a pedirle que su trato siguiera en pie, no a tirarlo por la borda, era una estúpida se dejaba arrastrar por las malas artes del demonio al cual seguía agarrada, ¿qué habría pensado Juugo?

-No voy a violarte.-Sakura abrió mucho los ojos y noto como él se separaba de ella sin muchos miramientos y llegaba hasta la puerta de la ¬

sala, dejándola totalmente en shock.- Solo era un beso de despedida, volveré dentro unas semanas.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Juugo bajo las escaleras de la gran casa totalmente colorado, no había esperado ver a su jefe y a la chica en esa situación… esa chica debía ser masoquista, aun que si que era cierto que el jefe había cambiado mucho en aquella semana, como si se preocupara por ella…, frunció el entrecejo, la verdad es que Sasuke se había llevado ya a más de una chica a la cama y nunca la había visto como aquella mañana a la chica, por dios si parecía que la habían dado la paliza de su vida… tal vez ella se resistiera…

-No eres más que una tía fea.

-Y tú un puto gilipollas.

Juugo suspiro, ya estaban otra vez esos dos… Bajo totalmente las escaleras y se encamino al recibidor, donde efectivamente estaban sus dos compañeros, abrió mucho los ojos, Karin tenía en la mano un caro jarrón y amenazaba al peliblanco con lanzárselo. Oh dios mío, ¿Quién le mandaria a él meterse en esos líos?

-¿Qué demonios hacéis?

-Es la loca esta.

-¿pero quién te crees que eres para llamarme loca? ¡Vete a un dentista!

Suigetsu elevo una ceja mostrando su sonrisa.

-Ay a quien le gusta más así.

Karin entrecerró los ojos.

-Karin déjalo ya, pareces tonta.

Karin se volvió a Suigetsu llena de ira.

-Cállate pelo pincho ,¿con quién se supone que estas?

-Además de fea idiota.

¬

-Que te calles maldito.

Juugo vio que ella tomaba impulso para lanzar el jarrón.

-KARIN

Juugo apenas tuvo tiempo de agacharse al ver que ella giraba hacia a él soltando el brazo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:21 am

¡CRASH!

Juugo abrió los ojos y observo la cara pálida de sus dos amigos, se volvió lentamente y vio a su jefe totalmente quieto con una pequeña herida n la cabeza y trozos del jarrón a sus pies.

-Karin…

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sakura miraba deprimida la televisión, ya hacia una semana que Sasuke se había ido y no tenía noticias de él, tal vez la había abandonado, la depresión se acentuó, ¿Por qué se deprimía? Se suponía que eso tenía que hacerla feliz…

-¿Qué piensas frentuda?

Sakura salió de su ensoñamiento y miro a su amiga que se sentaba a su lado en el sillón con un nuevo bol de palomitas.

-En nada.

Tomo un puñado de palomitas.

-¿En serio? – elevo una ceja- y yo que hubiera jurado que pensabas en cierto moreno que tiene el horrible habito de abandonar a su esposa…

Sakura la miro con ira.

-No es gracioso.

Ino rio.

-Sí que lo es, oh vamos Sakura por dios, eres la única mujer casada virgen de Konoha, puede incluso que más que eso…

¬

-Pero yo no me case por amor…y yo quiero hacerlo por amor, ¿si no como voy a soportar el dolor?

Ino elevo una ceja y luego volvió a reír.

-No me puedo creer que seas tan mojigata…- ladeo la cabeza- puede que al principio duela un poco, pero luego… luego es bastante divertido, incluso placentero.

Sakura la miro ceñuda ¿Cómo podía ser divertido algo que dolía?

-Pues yo no creo que me guste.

Ino sonrió maliciosa.

-Estoy segura que Sasuke hará que te guste, por lo que me contaste… lo que él te hizo te estaba gustando, o no?- Sakura se sonrojo y afirmo con la cabeza nerviosamente.- Sí seguro que Sasuke sabe hacerlo muy bien, no deberías tener tanto miedo…

Una idea preocupante cruzo por la cabeza rosa.

-Ino…-la rubia la observo- ¿se puede hacer mal?

-Mmmm…- la rubia dudo- No es que haya gente que lo hace mal, es que es diferente, a cada persona nos gusta una cosa…, aunque a los hombres les suelen gustar por lo general ciertas cosas…, pero es posible que dos personas sean incompatibles en la cama, o que uno se aburra, normalmente ese es el final de la relación…

Sakura abrió mucho los ojos al recibir esa información… ¿¿aburrirse??...¿¿incompatibilidad??...¿¿diferente??...¿¿final de la relación??

-Ino y como…¿Cómo sabes si eres incompatible o lo que le gusta a la otra persona?

Ino la miro divertida.

-No sé porque te interesa tanto, se supone que tú no quieres hacerlo ¿no?

¬

Sakura comenzaba a sentirse incomoda, no tenía intenciones de hacerlo a corto plazo, no hacerlo así, como él que sella un acuerdo comercial, ella quería al menos que Sasuke sintiera algo por ella, por pequeño que fuera… No era que se fuera a quedar virgen el resto de su vida…¿verdad? Ella quería tener hijos..Aunque fueran de Sasuke… pero… y si no eran compatibles, ella no tenía experiencia, pero él…estaba claro que tenía demasiada… ¿y si le aburría?¡Mierda! ¿Por qué le importaba lo qué ese maldito demonio pensara?

-No es cuestión de si quiero o no, es más bien curiosidad…

Ino sonrió.

-Tengo una idea, vamos.

Ino se levanto y Sakura tuvo la sensación de estar metiéndose en un lio, pero ya no se iba a echar para atrás, quería saber, necesitaba saber si ella podría….

Siguió a su amiga por las calles de Konoha hasta llegar a la casa de cierto rubio que estaba medio dormido.

-¿Qué pasa?

Ino la miro sonriente, y el rubio la miro dudoso, Ino nunca sonreía a Naruto a menso que quisiera algo de él, los nervios de Sakura empezaron aflorar, ¿Qué hacían ahí? ¿No iría Ino a contarle sus dudas y miedos a Naruto…?

-Necesitamos que nos prestes una cosita…

¡Dios pensó Sakura definitivamente no había sido una buena idea¡

-¿El qué? –Pregunto Naruto desconfiado, dejándolas pasar al interior de la desordenada casa.

-Porno.

Ino soltó la palabra con la mayor naturalidad del mundo, pero los otros dos ninjas de la estancia no se la tomaron con la misma naturalidad, ¬

Sakura la miraba escandalizada y completamente colorada, Naruto por su parte notaba como de su nariz corría un pequeño reguero de sangre y sus ojos aumentaban de tamaño a la par que su cara de incredulidad se tornaba rojo bermellón.

-¡¿QUÉ?¡

Ino lo miro con indiferencia mientras se sentaba en el sofá.

-Oh vamos Naru-idiota, sé que tienes videos de esos, solo queremos ver uno.

-¡PERO QUÉ DICES! YO NO SOY NINGUN PERVETIDO, ¿PARA QUÉ QUEREIS ESO?

-No me mientas tonto, el otro día hoy como lo comentaban Chôji y Shikamaru…

Parecía imposible pero la cara de Naruto se volvió más roja. Sakura tomo aire, era mejor tomarlo de forma natural al igual que Ino.

-Naruto sólo queremos verla por curiosidad.

-¿Curiosidad? ¿Curiosidad de qué?

Sakura se puso más colorada, maldito Naruto no se lo estaba poniendo fácil.

-Naruto tú solo danos la maldita cinta y te dejaremos tranquilo.

-¿Por qué no se lo pides a otro?

Ino hizo un gesto de cansancio con la mano.

-Ninguno otro tiene tu colección, además Kakashi no tiene películas, solo libros, y eso sería poco efectivo para nuestro…estudio.

Naruto pareció pensar su respuesta unos minutos…, al fin se cruzo de brazos, y las miro decidido, Sakura trago saliva, seguro que se iba a negar…

-Está bien esperad aquí.

¬

Sakura miro atónita a Ino, lo habían conseguido…, esta le guiño un ojo sonriendo, dos minutos después el rubio entraba colorado con una caja en la mano, ¿Cuántas tenia? Apoyo la caja en la mesa, y empezó a enumerar con aire digno ante los asombrados ojos de la joven:

-No sé que estáis buscando exactamente- tosió- bueno hay porno lésbico blando, porno lésbico fuerte, de enfermeras, orgias, -volvió a toser- griego, francés, colsplay, y normal, light o duro- ah y tengo uno sado, pero espero que no busquéis eso.

Sakura miro a Ino totalmente alucinada, y vio que su amiga estaba igual de sorprendida que ella.

-Joder Naruto te falta solo la zoofilia.

Naruto se puso aun más rojo.

-¡Esas cosas no me gustan! Además fuisteis vosotras las que lo pedisteis.

Ino rio maliciosa.

-Ya cálmate, está bien eh… -pareció estudiar las opciones- creo que con el normal light para empezar bastara, pervertido.

Naruto la miro con odio.

-Sabía que no debía enseñároslo…

Ino cogió la cinta y sonrió al joven guiñándole un ojo.

-¿Quieres verla con nosotras? -Sakura se tapo la boca ahogando un grito de horror, ¿Cómo iba a ver eso en presencia de Naruto?.Naruto había vuelto al color rojo fuerte y la hemorragia nasal había regresado. Ino rio al ver la expresión del joven- era broma, pervertido. Esto es una sesión solo para chicas- dicho lo cual se levanto del sofá muy dignamente- Vamos Sakura.

Sakura podía notar la atenta mirada sorprendida de Naruto, mierda, esto la pasaba por confiar en Ino, ¿Cómo le explicaba eso? Lo mejor era no volver hablar de ello.

¬

Cuando llegaron a casa Sakura no hablo, simplemente tomo posición en el sofá aun roja de la vergüenza y miro como Ino metía la cinta en el video.

-Esto va a ser divertido…

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

La gran mansión estaba sumida en un frio y oscuro silencio, habían tardado bastante en llegar, y ahora estaba muy cansado.

Se asomo a la ventana y vio aquel paisaje que conocía tan bien…, trago saliva no le gustaba estar allí, aquella casa, aquella oscuridad solo le recordaba lo que era, y lo peor de todo lo que tenía que ser, se apoyo en la pared, tal vez no debía haberla metido en todo eso… Tsk ya no valía la pena pensarlo, lo hecho, hecho estaba… aunque solo esperaba que no corriera la misma suerte que ella…

Miro al techo de su habitación “somos demonios y nos llevamos al infierno a las personas de nuestro alrededor” las palabras del viejo resonaron en su mente… él ya había aceptado ese destino, su destino, pero le costaba ver a Sakura en un infierno…, mierda, ¿por qué se preocupaba por ella? No tenía que haberse casado con ella, había muchas otras mujeres…, otras que no dieran tantos problemas, suspiro.

La puerta se entreabrió a la espalada de Sasuke, y una presencia tan demoniaca como la suya se hizo patente en la habitación, una presencia que conocía muy bien…

-Enhorabuena por la boda Sasuke…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:23 am

Capitulo 6: Quien juega con fuego…

…acaba quemándose.

Stop.

Ino se secaba las lágrimas de la risa, al ver la cara pálida de su amiga. Saco la cinta del video y se volvió guiñando un ojo a su amiga que seguía totalmente estática en el sofá.

-¿Y bien frentona qué te ha parecido?

¬

Sakura ni siquiera la miro, seguía con sus ojos muy abiertos fijos en la pantalla ahora oscura. Trago saliva.

-Yo…yo no puedo hacer eso.

Ino sonrió.

-¿El qué?- se encogió de hombros- Las posturas eran bastante sencillitas… hasta tú podrías hacerlas.

Sakura la miro escandalizada.

-Ino- la regaños como si le pareciera increíble que no la entendiera.- eso se chupa!!- Ino abrió mucho los ojos y comenzó a reírse con ganas.- No se qué te parece tan gracioso, no tenia buena pinta, además luego suelta… ESO sobre ella !Es humillante!

Ino intento controlar su risa sin mucho éxito.

-Sakura por dios es solo sexo oral, es perfectamente normal , bueno lo de que luego lo suelte así es una dra-ma-ti-za-ción, normalmente el chico te avisa, aunque…- se quedo pensativa- hay a gente a quien le gusta así…

La cara de horror de Sakura se acentuó.

-¿Tú crees que a Sasuke le gustaran esas cosas?

Ino frunció el entrecejo.

-Mmmm… pues no lo sé, es muy serio, pero siempre ha tenido ese punto morboso, ¿no crees?

Sakura estaba intentando aguantar las ganas de llorar, no iba a estar nunca preparada, tenía que reconocer que aquella noche ella había disfrutado, había sentido algo muy placentero… pero ahora… era demasiado bruto, demasiado fuerte, ¿Dónde estaban los besos de película?¿y los abrazos? Además ella nunca podría gritar como la chica del video, ni decir cosas como: clávamela, o dame tu leche, ¿quien decía esas cosas? Dios cerró los ojos y estaba segura que moriría de vergüenza o mataría a Sasuke si la decía cosas como: eres mi putita, o dime que te ¬

gusta perra. ¡¿Qué coño veía Naruto?¡ ¿Eso era lo qué les gustaba a los hombres? La pena la invadió seria virgen toda su vida…

Ino se tiro en el sofá al lado de ella.

-Tranquilízate Sakura, te aseguro que no es tan malo, solo tienes que coger algunas ideas del video, perder el miedo…

Sakura observo los ojos sincero de su amiga, ella sabía que Ino no era virgen, pero lo suyo había sido diferente, ella quería a su novio, y aunque es cierto que ya no estaban juntos, eran dos cabezones…, ella estaba segura que seguía amándolo.

-Ino…¿Nunca piensas en volver con él?

Ino la miro sorprendida. Luego ladeo la cabeza.

-Él ya no me quiere, ahora está con ella… no tiene mucho sentido…

-Pero fuiste tú quien lo dejo.

La rabia frunció el entrecejo.

-Ya lo sé, pero es un estúpido, nunca me decía nada bonito, no me llevaba a ningún sitio, solo discutíamos y…. –callo abruptamente poniéndose totalmente colorada.- eso acabo él es feliz con esa puta presumida y fría, son tal para cual.

-Ino…

La chica se levanto decidida.

-¡Sakura!- Sakura se puso en pie con la misma cara decidida que su amiga- ¡Vamos a beber!

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

A Sasuke le dolía la espalda y la cabeza después del combate, se acerco al baño y se quito la máscara oscura que tapaba su cara y sus guantes del mismo color, abrió el grifo del agua y comenzó a limpiar sus manos manchadas de sangre, Tsk, no le gustaban esas misiones, pero nadie podía descubrir su secreto, nadie podía descubrirle…

¬

Cerró los ojos cansado, y vio una tierna sonrisa y unos ojos radiantes de color verdes, abrió los ojos enfadado consigo mismo, ¿Qué demonios le pasaba? Por qué pensaba en Sakura, desde que se había ido solo podía pensar en ella, recordaba cosas sin sentido como su respiración al dormir, o sus gritos contra Karin…, y lo más preocupante de todo… eso le hacía feliz…

Sacudió la cabeza apoyado en el lavabo y luego miro su imagen en el espejo, sus ojos rojos, la cara ensangrentada, y unas manchas oscuras cubrían la mitad de su cara, ese era él, el dominio Uchiha.

Cerro el grifo de agua y apago su Sharingan, se quito el jersey negro que cubría la parte de arriba de su cuerpo y se dejo caer en la cama con los brazos apoyados en la nuca. Él tenía razón, ella le haría más débil….

Flash Back

-Enhorabuena por la boda.

Sasuke noto la sombra demoniaca tras él, pero no se volvió, ni siquiera se inmuto. Podía notar la fina pregunta escondida tras esa palabras, un por qué muy nítido, esperando una respuesta.

- Me ayudara en la misión.

-¿Cómo?

-La gente dejara de dudar, se harán vulnerables.

Podía sentir la gélida sonrisa tras de él.

-Esa chica… era tu compañera de equipo…

-Sí.

-Espero que aprendas de los errores pasados, de mis propios errores, recuerda que somos Sasuke, y qué me debes…

-No lo olvido.

-Ten cuidado esa chica… será tu debilidad…

Fin Flash back

¬

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sakura se levanto con el peor dolor de cabeza de su vida, sentía la boca pastosa y la gran cama que presidia la habitación se empeñaba en darla vueltas, mataría a Ino en cuanto pudiera mantenerse de pies.

Abrió lentamente un ojo, mierda, se había acostado con la ropa y los zapatos puestos, dios y ¿qué era ese olor? Se dio la vuelta y se quedo boca arriba con una mano en la frente. Oh dios mío era ella, olía a tabaco, alcohol y dios se le había caído la baba… Tsk no tenía que haber bebido tanto, nunca más volvería a beber. Se sentía morir, suspiro y haciendo un esfuerzo enorme se incorporo medio cuerpo en la cama, Tsk tenía el pelo enredado y lleno de ¿tierra? Coño, miro las medias raídas, seguro que se cayó, tenía que decirle a Sasuke que había que mejorar el camino de la entrada…

-¿Sakura?

Sakura abrió muchísimos los ojos, pese a su insistente jaqueca, subió la mirada con miedo para encontrarse con la dura mirada de Sasuke, trago saliva no era justo ¿por qué tenía que estar él tan perfecto? ¿Tan guapo? Y ella… dios ella debía parecer un desecho humano, mierda no era justo.

-Hola…- genial además de echa un asco seguro que pensaría que se había vuelto tonta.- ¿Cuándo has vuelto?

Sasuke elevo una ceja.

-Ahora.

El dolor de cabeza de Sakura se acentuaba.

-Ya bueno… creo que será mejor que me duche.

Sasuke la miro confundido, luego metió las manos en sus bolsillos y salió del cuarto.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

¬

Sakura absorbía por su pajita el batido de fresa totalmente enfadada, Ino la miraba extrañada en silencio, sin atreverse a pregúntala por qué no se daba cuenta que ya no quedaba batido pero ella seguía absorbiendo...

Maldito Sasuke como se atrevía hacerlo eso, no se lo podía creer llevaba cinco días en casa, cinco días ignorándola, siendo excesivamente correcto cuando ella le preguntaba si estaba bien, o si pasaba algo. Eso cuando lo veía…

-Sa…Sakura.- La chica la miro con ira, Ino trago saliva asustada- se te ha acabado el batido hace un rato, ¿en qué estas pensando idiota?

Sakura aparto la copa con desgana, y apoyo la barbilla en la mesa.

-Es que me siento frustrada.

Ino elevo una perfecta ceja rubia.

-¿Por qué tu maridito no te hace caso?

Sakura mato con la mirada a su amiga.

-No lo digas así. – Frunció el entrecejo- Yo pensaba que él querría…, bueno que ya se le habría pasado el enfado.

Ino sonrió.

-Pero eso es lo que querías no? la idea era continuar virgen por lo siglos de los siglos…

Sakura apretó los labios, claro que era lo que quería, pero se sentía totalmente frustrada, ¿acaso no la encontraba deseable?, ¿o es que tenía una amante? La ira surgió en su interior, a ella la tendría que dar igual lo que hiciera, pero entonces por qué…

-Tampoco es eso…

-Lo que pasa es que ves dañado tu orgullo como mujer.-Sakura la miro intrigada.-Claro, él ya no te presta atención, y tú te sientes rechazada es normal. Además el es ahora el dueño de la situación.

Sakura suspiro.

¬

-Supongo que ya da igual… no hay nada que pueda hacer.

Ino la miro pícaramente.

-Esa no es la Sakura que yo conozco, ¿vas a dejarle ganarte?

Sakura se cruzo de brazos cansada.

-Seguro qué tú tienes una idea mejor…

-¿Por qué no seduces a tu marido?

-¿Seducir?

Ino asintió.

-Tómatelo como un juego, será divertido.

-Un juego, eh?

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sasuke llego a casa cansado después del entrenamiento, Juugo entro tras él cerrando la puerta.

-Creo me debería ir a dar una ducha jefe.

Sasuke asintió con la cabeza a su amigo, que ahora a pesar de su iniciativa no se movía de delante suyo con los ojos como platos, ¿Qué le pasaba? Elevo una ceja, y vio como Juugo se ponía completamente colorado…¿Qué demonios miraba? Se volvió para mirar en la misma dirección que la estatua de su amigo. Y sus pupilas se dilataron al ver a Sakura totalmente sonrojada vestida de…¿conejito?

De pronto sitio ganas de estrangular, lo que no tenía claro es si a Juugo por mirar a si a su esposa o a ella por estar así en la sala de estar, siempre podía ahogarlos a los dos.

-Cr…creo qu..que …m…mm…me toma..re esssa ducha…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:24 am

Juugo cruzo el salón en tres zancadas intentando no mirar a la esposa de su jefe. Sasuke se volvió a ella con cara de pocos amigos. El silencio se ¬

empezó a volver tenso…¿Qué demonios hacia así vestida? ¿Había vuelto a llegar borracha a casa?

-¿No…no vas a decirme nada de- trago saliva- mi nuevo vestido?

Sasuke se encogió de hombros.

-Eso no es un vestido.

Sakura se mojo los labios con la lengua.

-Bueno yo… tengo que ayudar en una obra infantil del hospital y estoy mirando animales.

Sasuke elevo una ceja, ¿obra infantil? Llevaba zapatos de tacón medias de rejillas, body y orejas. Eso no era un conejito infantil…

-Ya veo…

Dios estaba demasiado cansado como para discutir con ella sobre sus gustos en disfraces… paso por su lado y se dirigió al baño.

-¿Entonces te gusta?

Sasuke ni siquiera se volvió a mirarla.

-No.

Subió las escaleras del cuarto y se dirigió directamente a la ducha, abrió el grifo y se metió debajo del imponente chorro, sonrió, ¿obra infantil? ¿En qué demonios estaba pensando? Después hablaría con ella, no iba a permitir que vieran a su mujer así vestida, frunció el entrecejo podía imaginarse perfectamente al estúpido de Naruto sangrando por la nariz…

-¿Sasuke?

Sasuke abrió los ojos totalmente asombrado al ver a Sakura desnuda con solo una toalla rodeando su cuerpo atreves de la mampara de la ducha.

-Yo…

Sasuke notaba como la sangre de su cuerpo se concentraba en cierta zona de su anatomía para disgusto suyo, pero ¿qué hacía allí?

¬

-¿Qué pasa?

La chica dudo.

-¿Quieres que te enjabone?

A Sasuke se le cayó el bote de champú de las manos, tenía que haber oído mal.

-¿Qué?

-Bueno eso es lo que hacen las esposas.

Así que era eso… estaba intentando lograr resarcirse de sus pecados, apretó los puños luchando contra sus propios instintos, no podía darla tanto poder, tenía que demostrarla quien mandaba ahí, que no era uno de esos maridos débiles que la iba a consentir salirse siempre con la suya, cerro el grifo de la ducha y abrió la mampara con total normalidad, sonriendo en su interior al ver la cara de sorpresa de la chica y como se ponía colorada hasta la raíz del pelo.

-Ya he acabado.

Sasuke se estaba calzando cuando llamaron a la puerta.

-hm

-Soy yo ¿pue…puedo pasar?

Sasuke suspiro, si entraba desnuda no estaba seguro de poder controlarse, para su tranquilidad la pelirosa apareció con un pequeño vestido de color amarillo y blanco, Sasuke ladeo la cabeza, al menos no iba desnuda, aunque el vestido no dejaba mucho a la imaginación…

Miro a la chica con ojos cansados.

-¿Qui…quieres qu…que tomemos una copa?

Sasuke elevo una ceja.

-¿Más Sake?

Sakura lo miro contrariada.

¬

-Solo quería firmar una tregua…

El moreno la miro durante dos minutos sin decir nada sopesando sus palabras…tregua…¿acaso pensaba qué estaban en guerra? Sonrió, puede que sí que fuera una buena manera de decirlo… claro que, se cruzo de brazos, esa guerra la ganaría él…

-Muy bien.

Sakura sonrió nerviosa y sirvió dos copas de Sake, alzo el vaso.

-Por nosotros.

Sasuke afirmo con la cabeza, y bebió el contenido de un trago, frunció el entrecejo, lo había precalentado, sonrió al ver que un leve rubor empezaba a cubrir sus mejillas, Sakura solo podría con dos vasos más…

-¿O…otro?

Sasuke ladeo la cabeza.

-No creo que lo aguantes.

La chica lo miro irritada.

-¡Claro que lo aguantare! Yo tolero muy bien el alcohol.

Sasuke casi rio, recordó su regreso, estaba hecha una pena, la resaca la había durado días, Sakura nunca había sido una persona que tolerara el alcohol…

Se encogió de hombros, seguramente sus ganas de beber tendrían un fin…

-Lo que tú digas.

La chica volvió a llenar ambos vasos y bebió enfadada el segundo trago.

-Uno más.

Esta vez ni se molesto en discutírselo acerco su vaso a la chica que volvió a llenarlo.

-Por el matrimonio- Sasuke la miro observaba divertido, ya estaba bebida- Y por el nuestro, que debe ser el más raro de todos los matrimonios.

¬

Sasuke sonrió y brindo con ella.

Sakura dejo su vaso y cogió la botella.

-¿Q…Quieres otro?

Sasuke negó con la cabeza.

-Ya no puede más…. Será mejor que lo dejes.

La chica pareció enfadarse e intento llenar de nuevo el vaso aunque no acertó con la botella, y mancho el suelo. Miro la mancha consternada.

-Mierda.

Los ojos del moreno se abrieron con sorpresa al ver a la chica llorando.

-Sakura…

Ella lo miraba enfadada entre lágrimas.

-Eres un idiota, lo estropeas todo.

Sasuke fue hasta ella y la levanto en brazos, no sabía lo que decía, lo mejor sería llevarla a la cama y que durmiera la borrachera. La chica pataleo intentando que la bajara.

-Suéltame, esto no tendría que ser así.

Sasuke la ignoro y siguió su camino a la habitación de la joven.

-¿El qué?

La chica pareció darse por vencida y dejo de luchar contra él, con un gran suspiro.

-Se suponía que tenía que emborracharte yo a ti…

Sasuke la miro divertido.

-Ya veo…

-No. No ves nada, todo me sale mal.

Sasuke la miro curioso.

¬

-¿Qué sale mal?

La chica alzo los brazos en un gesto de desesperación.

-¡Todo! Se suponía que tenía que seducirte, peor ni de conejita, ni medio desnuda con esponja en mano, ni emborrachándote,…. En la peli era más fácil.

Sasuke estuvo a punto de soltarla por la impresión, pero por suerte recupero su sangre fría al tiempo que abría la puerta y se adentraba en la estancia de la chica. ¿Quería seducirlo? ¿Por eso había echo todo aquello?

Se acerco a la cama y la metió en ella, quitándola los zapatos. Luego la observo mientras la chica se acurrucaba para caer dormida. Se acerco a su oído.

-¿Por qué querías seducirme?

La pelirosa que ya tenía los ojos cerrados, suspiro lentamente.

-Es solo un juego…

Sasuke la miro en silencio… ¿Un juego eh? sonrió, ¿Qué película había visto que seducían a hombres vestidas de conejo? Tsk, muy bien si su mujercita quería jugar, él jugaría, aunque solo fuera para demostrara que le no era ningún juguete en sus preciosas manos.

Sacudió la cabeza… ¿Preciosas? Volvió a sonreír, mierda, eso pasaba por beber tres copas de Sake… se levanto despacio, y no pudo reprimir la tentación de besar los dulces labios de la chica una vez más, esos labios que habían estado semanas atormentándolo. Se separo con desgana y se dirigió a la puerta.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sakura abrió los ojos con desgana y se estiro con pereza, ¿Cuándo se había dormido? Achico los ojos tratando de recordar… había ido a ver a Sasuke para emborracharle y… Dios, se había acabado emborrachando ella, llevo un mano a su frente mientras la desilusión se hacía eco en ella, todo la salía mal, Tsk, no, solo le salía mal todo lo que tuviera que ver con Sasuke, desde que era un cría siempre metía la pata cuando él la miraba, o estaba ¬

cerca, suspiro, era una injusticia de la naturaleza, miro el reloj de la mesilla:

4:00

Genial odiaba desvelarse a media noche, luego seguro que no podía dormir… le sonaron las tripas, se levanto de la cama decidida a comer algo, al menos así su estomago podría descansar, giro el pomo con cuidado de no hacer ruido y bajo hasta la cocina, abrió la nevera y comenzó a buscar algo que la apeteciera…

Alargo la mano para coger un poco Udon que había sobrado de la cena, cuando noto unos brazos rodear su cintura, el pánico cundió en ella, o bien era un violador, o bien era…

-¿Qué haces aquí?

-Sasuke…- había preferido al violador, pensó tristemente, trago saliva y se incorporo cerrando la nevera, el seguía abrazándola, ella podía notar el calor del cuerpo del chico, del perfecto cuerpo del chico, se humedeció los labios.- tenía hambre…-Sasuke la dio la vuelta sin soltarla y la miro a los ojos intensamente, logrando que el cuerpo de Sakura subiera varios grados.- ¿Y tú?

Sasuke sonrió pícaramente y se acerco a su boca, tanto que cuando hablo Sakura pudo notar su aliento chocando contra sus labios temblorosos que esperaban un beso.

-Tenía hambre también…

Los sentido de Sakura se pusieron en alerta, su forma de hablar, su cuerpo pegado a ella, su boca a escasos centímetros de la suya… tenía que huir, se estaba poniendo muy peligroso, el juego empezaba a darla miedo…

-Yo… creo que será mejor que me vaya a dormir.

Sasuke no se movió, ni ella tampoco, pensó enfadad, su cuerpo no la obedecía, estaba bajo el influjo de esos ojos más oscuros que la noche, que la miraban con deseo contenido.

¬

Sakura no podía creerlo pero fue ella, fue su instinto más interno el que arrimo su boca a la del joven reclamando su atención, lo beso, lo beso temblorosa, con miedo, pero a la vez con excitación y deseo.

Por un momento Sakura pensó que él no la respondería, que se había vuelto a equivocar, pero justo en ese momento el chico la estrecho más a su cuerpo y profundizo el beso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:24 am

La lengua de Sasuke rodaba en su boca llevándola a un punto de locura desconocida para ella, se sentía igual que aquella noche, el placer recorriendo su espalda, su cuerpo deseando el contacto con el suyo, sus caderas temblorosas, y su sangre acelerada que finalizaba concentrándose en unos pequeños impulsos en cierta parte vergonzosa de su anatomía.

Sasuke se separo de ella con una sonrisa orgullosa en el rostro y ella lo miro avergonzada. Para un minuto más tarde mirarle con preocupación, él se había acercado a ella y la había quitado la cinta que recogía su pelo, ¿Pero qué hacia? ¿Por qué la vendaba los ojos con ella?

-¿Sasuke?

Trago saliva nerviosa, no era una buena idea, no podía ver lo que el chico hacia… por otro lado una sensación de erotismo, de expectación se había apoderado de ella, él chico mordió su labio inferior provocando que su cuerpo se tensara por le sorpresa, luego paso la lengua por sus labios hasta besarla.

Sasuke era el duelo de la situación, ella solo se abrazaba su cuello, mientras él la besaba una y otra vez, sin dejar de besarla la alzo en vilo y la sentó en lo que ella juraría que era la mesa de la cocina, tenía que parar esa locura, ¿y si entraba Juugo o Suigetsu o…KARIN? Decididamente tenía que p…

Los pensamientos de Sakura murieron cuando el lamio su fino cuello, hasta llegar al lóbulo de la oreja que mordió tiernamente, acaricio sus hombros al mismo tiempo mientras bajaba los tirantes de su vestido descubriendo sus pechos, Sakura noto como su cara se cubría de un intenso rojo carmesí, se sentía observada, aunque no podía decir que hacia él…

¬

Sasuke comenzó a besar su cuello, sus hombros, hubo una ligera pausa, cuando de pronto ella sintió su lengua acariciar uno de sus hinchados pezones, un gemido escapo de la garganta de la chica, rompiendo el silencio de la noche.

Mientras succionaba el pequeño pezón, acariciaba con su otra mano el otro pequeño botón que reclamaba su atención, las sensaciones se acumulaban en la garganta de la chica escapando en forma de pequeños y rápidos gemidos, que eran la perdición de Sasuke.

La respiración empezaba a tornarse violenta y cada vez más rápida, tanto que Sakura pensó que dejaría de respirar, que se ahogaría, y su cuerpo comenzó a mover las caderas acercándoselas al chico que se encontraba de pies entre sus piernas, reclamando algo que no entendía muy bien.

Sasuke abandono sus pezones y se alejo unos centímetros de ella, lo suficiente como para que ella notara el frio recorrer su piel, añorando la calidez del joven.

Su corazón se detuvo en el momento en que comprendió por que Sasuke se había apartado y donde estaba…, podía notar su aliento en la cara interior de su muslo, que besaba suavemente, oh dios mío, el cuerpo de la chica comenzó a temblar de anticipación.

Sasuke dejo un reguero de besos en la cara interior de sus muslos, mientras con una mano acariciaba el sexo de la joven por encima de su ropa interior, Sakura trago saliva con miedo y excitación a la vez, no podía creer que pudiera sentir tanto y tan intenso.

La sangre dejo de circularla por el cuerpo al notar la lengua del chico imitando los movimientos del dedo, los gemidos de la chica se volvieron más intensos, la respiración más entrecortada, y su cuerpo se rindió cuando el introdujo uno de sus dedos en el cálido interior de la joven, su interior rodeaba al dedo mientras sentía la lengua del chico moverse cada vez más rápida. Su cuerpo comenzó a moverse al mismo ritmo que el movía el dedo, entrándolo y sacándolo de ella. Entonces noto que su cuerpo se convulsionaba de placer y que se movía con su propia voluntad emitiendo un gemido desde lo más profundo de su interior.

¬

Cuando las ultimas ondas de placer bañaban su cuerpo noto como él retiraba el dedo de su interior y la retiraba la venda de los ojos mostrando su mirada avergonzada, supuso entonces que ahora él la penetraría…, pero Sasuke no se movía, finalmente, se dio la vuelta y se dirigió a la salida de la cocina.

-Sa..suke…

Él chico se detuve y la lanzo una fría sonrisa.

-Quien juega con fuego Sakura acaba quemándose.

Los ojos de la kunoichi se abrieron, y él recuerdo de horas antes apareció como una cascada en su mente…

Solo es un juego…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:30 am

Capitulo 7: Técnicas mortales

-¡Dios tienes la peor cara del mundo! ¿Qué paso ayer?

La chica suspiro cansada, era plenamente consciente de su aspecto, tenía el rosa recogido en un moño desordenado y las grandes marcas violáceas debajo de sus ojos la daban un aspecto bastante tétrico, no había podido dormir nada el resto de la noche, y al amanecer se había recogido el pelo y salido de casa corriendo para no encontrarse con él.

-Aun que te lo dijera no lo creerías.

La rubia frunció el entrecejo y se cruzo de brazos.

-Créeme yo de vosotros ya me creo cualquier cosa… asique cuéntamelo…-Al ver la cara de su amiga Ino suavizo el rostro- No puede ser peor que tu noche de bodas…

Sakura la lanzo una mirada asesina.

-¿Apostamos?-Ino sonrió, y Sakura se encogió de hombros resignada- Muy bien, pero prométeme que no te reirás.

-No me reiré.

-Yo intente… varias técnicas para seducirlo- Ino asintió no muy convencida- pero no funciono ninguna, es más una hasta incluso empeoro las cosas… -Se humedeció los labios- Supuse que podría emborracharlo, pero yo bebí también y acabo volviéndose contra mí, por que acabe descubriendo mi plan, lo del juego de la seducción.

¬

Ino parpadeo.

-¿Eso es todo?

Sakura negó con la cabeza.

-Él…gano.

Ino la miro sin comprender.

-¿Qué gano?

La chica se sonrojo.

-El juego…

-Joder Sakura como va a ganar el juego si no jugaba…-La chica se puso aun más colorada- ¿Jugo contigo? ¿Te sedujo?

Sakura no sabía dónde meterse, la última pregunta había sido un tono más alto de lo que debía, y toda la cafetería del hospital las miraba en shock.

-Baja la voz quieres.- Suspiro y se recostó en la silla- Él me… me hizo sentir extraña, por un momento hasta desee que él…

Sakura luchaba con su mente buscando la palabra más adecuada para expresar esa sensación…. La rubia la miro divertida.

-Comprendo, te excitaste ¿verdad?

-INO, no lo digas así.

-¿Y cómo quieres qué lo diga?

-No sé de otra manera.

La rubia adopto una manera pensativa riéndose.

-A ver, a ver qué tal que te puso cachonda…

-¿cachonda?¿Sakura?

Ambas chicas miraron a su espalda donde vieron al ninja rubio de nuevo con la hemorragia nasal.

¬

-Oh genial.

Exclamo Sakura exasperada, era lo que le faltaba, el idiota de Naruto siempre tiene que aparecer en el momento adecuado.

-Hola pervertido.

Lo saludo Ino con tranquilidad.

-No me llames así Creída- Le contesto el chico rojo de furia mientras se colocaba un papel en el orificio nasal a modo de dique para la sangre.- Vosotras sois las que habláis de poneros cachondas y me pedís porno.

-¿Y tú qué demonios quieres?

El chico miro sorprendido a Sakura.

-Yo solo pensaba en cuando me vais a volver la cinta que os deje…

-Se la llevo Sakura.

Respondió Ino, entonces ambos chicos se volvieron a la pelirosa, que estaba pálida como la pared, y en estado de completo Shock…

-Me la he dejado en casa…

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sasuke caminaba por la casa en dirección a su despacho para comenzar a trabajar, se rasco un ojo, para quitarse un poco la falta de sueño de su cuerpo, mierda, la idea había sido demostrarla que con él no se jugaba, que él era quien dominaba la situación, pero se le había ido de las manos, no había podido dormir nada en toda la noche, y encima tenía un tremendo dolor en cierta parte de su anatomía que no estaba muy conforme con dar ese tipo de lecciones…

Se detuvo en la puerta de su habitación, se estaba volviendo idiota, ¿Qué hacia hay parado mirando la leve ranura abierta? ¿Qué esperaba ver? Él no era el pervertido de Naruto, él era más fuerte que eso… mierda, golpeo levemente la puerta con un codo de manera indiferente, consiguiendo dejar la estancia a su vista, frunció el entrecejo molesto consigo mismo, definitivamente se estaba volviendo imbécil.

¬

Observo el bonito cuarto, y sonrió, ella lo había llenado de color, con cojines de colores chillones, alfombras, fotos,… por la noche no se había fijado en esos detalles… y entonces sus ojos se achinaron al ver una cinta VHS con una pegatina que ponía de título : técnicas mortales.

-Hmm.

¿Qué era esa cinta? Si no estaba equivocado esa letra… esa letra era la del idiota de Naruto. ¿Por qué tenía Sakura una cinta del rubio tonto? Se adentro en el cuarto y tomo la cinta entre sus manos girándola en busca de más información, pero no había nada más… técnicas mortales… tal vez era una sesión de entrenamiento del ninja-inútil, o de técnicas de Jiraiya, Tsk, solo había una forma de averiguarlo…

Salió del cuarto con la cinta en la mano, al salir se encontró con Suigetsu en el pasillo.

-¿Qué es eso?

Pregunto el peliblanco señalando la cinta, Sasuke se encogió de hombros.

-Una cinta de Sakura.

El chico sonrió mostrando sus dientes afilados.

-¿Vas a verla?

Sasuke no contesto si no que se dirigió al gran salón donde Juugo se encontraba viendo la televisión, no le pidió permiso simplemente metió la cinta en el video y comenzó a rebobinar la cinta.

-¿Qué es?

Pregunto el pelo pincho a su Suigetsu que se había sentado a su lado en el sofá.

-Una peli de la chica.

-¿De Karin?

Suigetsu lo miro indignado.

-He dicho de la chica.

¬

PLAY

“oh si vamos dame más, más fuerte oh, ah, oh , sí así…”

Los tres ninjas ladearon la cabeza a la derecha lentamente, como si buscaron otra posición desde la que lo que estaba saliendo en la pantalla no fuera…”Eso”

“métemela entera hasta el fondo”

Era lo que pensaban, volvieron a colocar la cabeza en su sitio en el más profundo silencio, Sasuke no había movido ni un solo musculo de su cuerpo seguía con el mando extendido y el dedo sobre la tecla del play. ¿Pero qué demonios….?

Juugo notaba como su cara ardía y sus manos sudaban, ¿pero qué veía esa chica? ¿Cómo se había casado Sasuke con ella? Trago saliva, bueno ahora ya entendía más todo…

Suigetsu por su parte tenía los ojos como platos y una sonrisa de incredulidad se iba cruzando en sus labios, vaya con la mujercita del jefe…

-¿Sabéis donde están los…

“Vamos puta dime que te gusta”

Karin levanto la vista de los papeles que llevaba en la mano sin creerse lo que estaba escuchando. Los miro a todos en los que fue el segundo más largo de la historia, mientras su cabeza absorbía todo lo que estaba viendo…

-¡OH POR DIOS! ESTO ES LO ULTIMO QUE ME ESPERABA DE VOSOTROS, SOIS UNA PANDA DE DEGENERADOS, SON SOLO LAS DIEZ DE LA MAÑANA- se volvió a Juugo con desaprobación.- Esto me lo habría esperado del dientes de serrucho, pero de ti… que vergüenza….

-Cállate bicha fea, esta cinta no es nuestra... ha sido un malentendido…

Karin apoyo una mano en su cadera.

-¿Pretendéis qué me crea eso?

¬

“Ah, oh, ah así que bieee”

STOP

Los tres hebis miraron a su jefe que seguía estático con el mando en la mano. Pasaron dos largos y silenciosos minutos sin que nadie se atreviera a respirar más alto por miedo a romper esa tensión.

Sasuke no lo podía creer, estaba completamente en shock, sin decir una palabra abandono el salón y se dirigió al despacho, cerró la puerta tras de sí, y se apoyo en ella con la mirada perdida. Y entonces hizo algo que llevaba sin hacer años, una sonrisa se curvo en sus labios, y comenzó a reír a carcajadas.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

-¡Oh vamos Sakura deja de pensarlo!-La chica miro a su amiga bajo su aura negra- Él no entra nunca en tu habitación, y ninguna de esas serpientes lo hace tampoco así que la cinta está a salvo.

Sakura levanto un poco la vista del suelo y la miro totalmente deprimida.

-Tengo un mal presentimiento…- suspiro- espero que tengas razón.

Ino miro a su amiga rodando los ojos, Sakura se preocupaba demasiado por todo desde que era pequeña, no confiaba en sus posibilidades, sonrió la muy idiota una no se había dado cuenta de la suerte que tenia, en el fondo ella no había vuelto a ser la misma desde que el chico había desaparecido, siempre había estado enamorada de él, y ahora era suyo, si no fueran tan raros…

Volvió su mirada al frente, y su corazón se paro al verle venir de frente…con ella, trago saliva y levanto la cara dignamente, ella no se rebajaría, no dejaría que se notara que la importaba, mierda, no debía importarle, y aun así tenía ganas de salir corriendo y esconderse en cualquier hueco oscuro.

-Ino…

Ino miro a Sakura sonriendo para tranquilizarla. Se detuvo cuando los cuatro se encontraron de cara, y el silencio se tenso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:31 am

-Hola – Ino sonrió a la pareja- ¿Qué tal todo?

El chico la miro confundido y sonrojado.

-Bien… ¿ qué tal vosotras?

Ino iba a contestar y despedirse cuando la rubia que llevaba al lado el moreno hablo.

-¿Qué tal tu matrimonio Sakura?

Sakura e Ino pestañearon a la vez.

-Bu…bueno bien, supongo,- soltó una risa nerviosa, Ino la miro elevando una ceja, así no engañaría a nadie…

Sin embrago la rubia asintió y se cruzo de brazos.

-Ves Shika como la gente casada es más feliz…

Los tres chicos se quedaron mudos por la sorpresa, Shikamaru sin saber que responder, Sakura esperando la reacción de su amiga, la cual se encontraba callada, sin moer un solo musculo, pero con sus azules ojos llenos de pena, apretaba los dientes, ¿Pensaban casarse? ¿Por qué? ¿Por qué ese imbécil podía rehacer su vida y ella no lograba olvidarle? No era justo, no así… notaba como los ojos la picaban, no podía llorar, no ahora, no delante de ellos…

-AKAMARU NOOO.

Ino no tuvo tiempo de reaccionar solo vio una gran masa blanca abalanzarse sobre ella, luego un dolor en su trasero al caer, y una sensación pegajosa y húmeda en una mejilla.

-¡¡KIBA!!

El chico con la cara pintada llego corriendo e intento apartar a su perro sin existo.

-Akamaru suelta a Ino- seguía tirando del enorme perro – Lo siento muchísimo Ino, él no suele hacer estas cosas, no sé por qué solo le pasa contigo.

¬

Ino suspiro y sonrió ante la escena, su ex novio perfectamente digno hablando con su novia de boda y ella arrollada por un enorme perro , que seguramente la había despeinado y la estaba llenando de babas, en fin eso ya no podía mejorarse…

-Está bien -le dijo al perro tranquilamente acariciándole el suave pelaje- ahora déjame levantarme ¿Si? – Se acerco a la oreja del perro y susurro- es una cuestión de orgullo.

Como por arte de magia el perro se aparto de la chica y se sentó llevando consigo a su anonadado dueño.

Se levanto del suelo molesta con su aspecto y se empezó a sacudir la ropa.

-Genial…- murmuro.

-Ino de verdad que lo siento.

Ino miro a Kiba y fue hasta él, luego le cogió de la chaqueta, y le acerco a su cara, logrando que la cara del chico se tiñera de rojo fuerte, y comenzó a zarandearle.

-Contrólale mejor, llevo ya tres vestidos rotos esta semana, si me vuelve a romper uno más te rompo las piernas chico perro.- le soltó y si mirar a nadie totalmente enfadad comenzó a andar – Nos vemos. Vamos Frentona.

Sakura se apuro hasta llegar a su lado.

Shikamaru miraba la figura enfadada de la rubia que cada vez se hacía más pequeña, sonrió seguía teniendo ese infernal carácter y esa cara de ángel... Estaba muy guapa, demasiado, al verla su cuerpo había dejado de sentir y por alguna estúpida razón se había sentido… culpable por estar con Temari…

Apretó los puños, ¿Y qué coño pasaba entre ella y Kiba? ¿Desde cuándo tenían tanta confianza? Ese idiota se había quedado embobado con ella, por no hablar de la infinita ira que había sentido cuando ella se acerco a él, no le gustaba reconocerlo, pero se había puesto celoso…

-¿Estas bien?

¬

Shikamaru miro a su actual novia…

-Sí…

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sakura llego a casa preocupada por Ino, ella aun amaba a Shikamaru… no debía ser fácil para ella verle con otra… atravesó el hall rumbo a la cocina sumida en sus pensamientos, Ino la estaba ayudando mucho…tal vez ella debería ayudarla también…¿pero cómo?

Abrió la puerta de la cocina y se quedo quieta al ver que los tres Hebis que se encontraban cenando se callaban y la miraban con distintas expresiones, Juugo la miraba colorado, Suigetsu pícaramente y sonriendo y Karin la miraba con asco y desaprobación… ¿Qué pasaba?

-Hola.

Saludo tímidamente, y trago saliva al ver que nadie la respuesta, malditas serpientes ¿qué demonios les pasaba…? Avanzo en la cocina y cogió un plato de comida, luego se sentó lo más digna posible a la mesa y comenzó a comer ante la atenta mirada de los tres ninjas.

A cada bocado Sakura se enfadaba más, ¿por qué no deban de mirarla? ¿Por qué no comían ellos? Su paciencia se hizo añicos.

-¿Pasa algo?

Juugo negó con la cabeza y comenzó a comer rápidamente. Karin se encogió de hombros.

-Quien lo diría…

Y siguió con es plato, Suigetsu sonrió enseñando todos sus dientes y comenzó a comer entre risas.

Sakura resoplo, que gente más rara… el silencio solo era roto por los ruidos al masticar o tragar, normalmente ellos hablaban ignorándola, pero ese día están todos muy callados… demasiado callados…

-¿Me pasas el aceite, por favor?

¬

Suigetsu sonrió aun más pícaramente y le paso la botella.

-¿Por dónde…?

Sakura lo miro extrañada, más aun al ver que los otros dos Hebis, sonreían.¿ qué había de gracioso? En fin estaba claro, se habían vuelto locos, o le habían dado al coñac del jefe.

-Puedes darme más.

Pidió a Juugo al ver que cogía el bol con arroz. El pelo pincho la miro escandalizado, y Suigetsu comenzó a reírse al punto de casi ahogarse con la comida. ¿Pero qué pasaba? Se sentía totalmente frustrada, se la había acabado hasta el apetito, se levanto dignamente.

-¿No cenas más?

Sakura se volvió al peliblanco.

-No, se me ha quitado el hambre, puede que vaya a entrenar…

Karin rio maliciosa.

-Claro, deberás entrenar mucho para conseguir esas técnicas mortales…

Sakura la miro ceñuda, tía pesada, ¿de qué iba eso?

-deberías ir a ver a Sasuke, dijo que quería hablar contigo.

-Yo también querría hablar con ella- rio Suigetsu a la vez que Karin le clavaba el tenedor en la mano- ¿PERO QUÉ HACES FEA?

Sakura se encogió de hombros y salió de la cocina dejando a esos dos arrojándose objetos…

Subió al despacho y llamo pero nadie contestaba, asique giro el pomo y se adentro un poco en la estancia… ni rastro de Sasuke… se giro, tal vez estaba en su habitación, llamo a la puerta y esta vez Sasuke abrió con solo un pantalón de hilo de color oscuro puesto, Sakura noto como su cara se enrojecía.

-Si no estás vestido puedo volver luego.

¬

Sasuke la miro divertido.

-¿Te asusta esto?

Sakura lo miro enfadada.

-Claro que no, soy doctora, estoy acostumbrada a ver a la gente semidesnuda- “aunque no tienen ese perfecto cuerpo” pensó molesta.

-¿Acostumbrada?- Sakura se sonrojo más sin saber por qué- ya veo..

La chica observo al moreno que se dirigía a una de sus mesillas y cogía algo, volvió hasta ella, una cinta de video.

“técnicas mortales”

¡DIOS ERA ESA CINTA DE VIDEO! El pánico se apodero de ella, mierda, mierda, por eso esos estúpidos se habían reído de ella, sabían que la había visto, pensarían que era una pervertida, por dios Sasuke pensaría que era una pervertida, y más después de haberla visto vestida de conejito… Su cerebro se paro al oír que él hablaba…

-¿Por qué ves esto?

Sakura trago saliva, sus peores pesadillas se habían hecho realidad…

-Yo…yo… fue solo curiosidad.

Sasuke sonrió maliciosamente y camino en dirección a ella, haciendo que la joven retrocediera hasta chocar contra la pared, trago saliva, estaba rodeada, estaba perdida, los oscuros ojos de Sasuke la quemaban en el alma.

-Creo que es mi deber de esposo ayudarte con esa “curiosidad”
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:34 am

Capitulo 8: Hasta esa noche

-Creo que es mi deber de esposo ayudarte con esa “curiosidad”

Sakura trago saliva dificultosamente, podía ver en los ojos del chico la firme decisión de cumplir su promesa, el corazón de la chica comenzó a latir fuertemente, tanto que por un momento era lo único que podía oír, un tenue rubor cubrió sus mejillas al percatarse de la proximidad del chico.

Sasuke se acerco aun más a ella, hasta que los dedos de sus pies chocaron con los de ella, entonces alzo las manos y con la mayor naturalidad del mundo comenzó a bajar el vestido de la chica, Sakura apretó los puños y desvió la vista cuando el vestido resbalo por debajo de su cintura dejando la parte superior de su cuerpo completamente desnudo, intento concentrarse en como respirar cuando Sasuke bajo lentamente sus manos por los costados hasta llegar a las caderas, sujeto suavemente la costura de sus braguitas, que corrieron la misma suerte que su vestido, inconscientemente Sakura apretó las piernas al sentirse totalmente desnuda ante él, ¿qué la pasaba? Debería estar chillando o corriendo lejos de él, y sin embargo… estaba quieta, obediente, y aunque la doliera admitirlo una parte de ella se sentía extrañamente excitada ante las circunstancias…

Tomo aire orgullosamente intentando calmar sus emociones, estaba bien, estaban casados, él no la amaba pero… cerró los ojos unos segundos y recogió el valor suficiente para mirarlo directamente a la cara, se lo ¬

imaginaba victorioso y sonriente, por eso sus ojos avergonzados se tornaron sorprendidos al ver como a Sasuke parecía costarle respirar igual que a ella, su respiración agitada, y un leve rubor en las mejillas, sus ojos devoraban cada curva de la chica con desesperación, parecía más vencido que vencedor.

Por fin sus miradas se encontraron, y los ojos del chico se tornaron aun más oscuros, abrazo a la chica y reclamo sus labios con ansiedad contenida durante años, su lengua devoraba la cavidad húmeda de la joven, mientras la estrechaba más contra sí, Sakura gimió al sentir el abrazo y él aprovecho para hundirse más en ella, mordió su labio inferior hacia un lado al tiempo que la giraba sobre sí. Siguió besándola hasta que Sakura abrió los ojos sorprendida al topar con la cama. Él la miro un instante y por primera vez la beso tiernamente en sus labios hinchados por los besos anteriores mientras con una suavidad y lentitud estoicas la iba depositando sobre el colchón colocándose él encima de su suave cuerpo.

Sakura noto la seda que cubría la cama por todo su cuerpo y como Sasuke comenzaba a darle pequeños y suaves bocados en los labios, en el mentón, en el cuello, en el tierno lóbulo de la oreja, que seguidamente introdujo en su cálida boca para jugar con él como había hecho con su lengua, Sakura notaba como leves descargas de placer curvaban su espalda mientras las manos del chica acariciaban su vientre, bajo lamiendo el cuello en dirección a uno de los sonrosados pezones de la joven mientras subía la mano al otro pecho.

La peli rosa noto el aliento en el henchido pezón, y luego un sentimiento cálido, húmedo, casi pegajoso, en la cumbre del mismo cuando el chico comenzó a tocarla intermitentemente con su lengua. La respiración de Sakura se acelero, y Sasuke aprovecho para introducir el pequeño botón en su boca a la vez que pellizcaba suavemente con los dedos el opuesto.

Las caderas de Sakura se elevaban intentando rozar la pierna que Sasuke albergaba entre ellas, reclamando la atención del joven que se concentraba en succionar la pequeña fuente de placer de la chica, Sakura gimió fuertemente de frustración y placer a partes iguales, logrando la ¬

atención del chico que la miro directamente a los ojos mientras se retiraba soplando lentamente del pezón. Agarro las inquietas caderas de la chica y las presionó contra el colchón.

-Si sigues así olvidare que tengo que ser cuidadoso.

La cara de Sakura se tiño de rojo escarlata, Sasuke se aparto de ella un instante para bajarse los pantalones que traía puestos con la máxima aceleración posible, Sakura intento no mirar aquella parte que de él que le parecía monstruosamente grande y se concentro en mirarlo a los ojos, él chico se posiciono sobre ella, entre sus piernas y por primera vez la sonrió tranquilizadoramente, bajo la cara y la volvió a besar en los labios, si bien el beso comenzó siendo profundamente tierno, a medida que pasaban los segundo se torno más violento y posesivo, Sakura podía notar como sus pezones se rozaban contra el fuerte pecho del chico, y como su parte más intima se rozaba con la de ella.

La mano del joven comenzó su lento recorrido por el cuerpo de la chica, acariciándola hasta llegar donde el placer se concentraba, separo lentamente ambas partes de la joven y comenzó a trazar pequeñas y húmedas circunferencias sobre ella, que lograban sacar pequeños gemidos de placer de su garganta que el moreno bebía uno tras otro, Sakura apretó fuertemente los ojos y abrazo al chico al sentir su dedo dentro de ella, él se quedo quieto besándola, dejando que ella aceptara la intrusión, para luego doblarlo lentamente hasta alcanzar con destreza un punto en el interior de ella, un pequeño montículo que hizo que todo el cuerpo de la joven temblara bajo sus brazos.

Sasuke retiro lentamente el dedo y sonrió interiormente al notar que ella apretaba las paredes para retenerlo dentro, lo saco y trazo de nuevo las mimas circunferencias sobre su sexo que su lengua trazaba dentro de su boca. Introdujo de nuevo el dedo, esta vez más hondo, y volvió a sacarlo y meterlo repetidas veces hasta que noto que el cuerpo de la chica seguía el ritmo subiendo y bajando las caderas a la par.

Retiro el dedo del todo y comenzó a trazar círculos de nuevo mientras no dejaba de besarla, y entonces sucedió, ella noto una presión distinta en la apertura, una fuerza diferente, y solo por un momento un temor, una ¬

duda, que se disipo cuando él de una única embestida se hundió en ella, fue en ese momento cuando la joven sintió un dolor agudo, molesto, cerro fuertemente los ojos y se abrazo más a Sasuke, hundiendo la cabeza en su hombro, él chico se encontraba completamente quieto.

-Tranquila.

Fue la única palabra que dijo con aquella ronca voz, esa palabra que atravesó el cerebro de la chica como un bálsamo, se separo un poco de él y lo miro a los ojos, y entonces comprendió que él era suyo, en ese momento daba igual los motivos que los habían llevado allí, él era parte de ella, sus ojos se llenaron de lágrimas y lo sonrió. Sasuke pareció confundido durante un segundo, luego le devolvió la sonrisa y bajo hasta ella besándola hasta lo más profundo de su alma.

La tensión dentro de Sakura fue cediendo, y él debió notarlo porque comenzó a retirarse de ella muy lentamente, casi hasta salir de ella totalmente, Sakura estaba a punto de decirle que no hacía falta, cuando las caderas del chico se movieron hacia delante, arrancando un gemido de la joven que fue acallado por los labios de él.

Sakura sentía como a cada embestida su cuerpo se sentía mejor, como lo recibía mejor, comenzó entonces a moverse a la par como había aprendido antes con el dedo, y entonces oyó un débil gemido de la garganta del chico, y un sentimiento de poder se mezclo con el placer y el dolor dentro de ella. Se mordió el labio inferior al notar una tensión dentro de ella, tenía que admitir que comenzaba a disfrutar de aquellas intrusiones del chico en ella.

Sasuke comenzó entonces a acelerar esas intrusiones, tomando cada vez un ritmo más acelerado, más descontrolado, con las últimas fuerzas que le quedaban a la joven se abrazo al chico como si la vida le fuera en ello, y finalmente oyó como él emitía un gemido ronco y como surgía algo cálido y pegajoso en su interior.

Sasuke lucho por recuperar el ritmo normal de respiración, ¿qué demonios le había pasado? NUNCA en su vida, desde que había empezado a llevar a chicas a su cama, había sentido nada parecido, Nunca había ¬

perdido el control de esa forma, nunca se había dejado arrastrar de esa forma por el placer, maldita sea, él era un ninja, uno de los mejores era capaz de controlar sus instintos, sus impulsos, hasta esa noche…

Enfadado consigo mismo Sasuke giro sobre si para no aplastar a la chica, no podía mirarla a los ojos, no hasta que entendiera qué coño le había pasado, se sentó en el borde de la cama dando la espalda a la chica y cogió sus pantalones del suelo, se los puso y se dirigió a la puerta.

-Puedes usar el baño.

Salió del cuarto rumbo a la biblioteca y se sirvió una copa de coñac, se sentó en la silla y dio un trago mirando al vacio...

¿Qué tenía Sakura Haru…Uchiha… Pestañeo, tal vez fuera solo una consecuencia de su matrimonio, tal vez se debía a la estabilidad, elevo las cejas y dio otro sorbo al vaso, ¿Estabilidad? Llevaban casados un mes escaso… y estabilidad no era la palabra adecuada para su matrimonio…¿entonces qué? Tal vez fuera porque era ella, porque era Sakura… su Sakura… pero eso era imposible… eso querría decir que él la…

-¿Sasuke?

Sasuke levanto la mirada hasta encontrar los claros ojos de su amigo, y asintió con la cabeza dándole permiso a pasar, el peli blanco atravesó la estancia hasta llegar al sillón de enfrente del chico y servirse otra copa.

-¿Qué tal tu noche? ¿Alguna técnica mortal?

Sasuke fulmino a su amigo con la mirada.

-¿qué pasa?

Suigetsu dio un trago al licor a la vez que resoplaba.

-¿No piensas contarla nada?

-No lo creo necesario.

Suigetsu movió el vaso.

-Ya veo… ¿Qué pasa si él tiene razón?

¬

-Yo no amo a Sakura.

Suigetsu sonrió fríamente y dio otro trago.

-Aun no te has dado cuenta que es distinto.-Sasuke entrecerró los ojos. Era imposible que la amara… él solo… mierda, él solo estaba confundido- en fin… el caso es Sasuke que dudo que ella esté de acuerdo con nuestros planes… antes o después tendrá que decidir…con nosotros o contra nosotros…

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sakura se sentía ridícula, sus ojos se llenaron de lágrimas, ¿qué esperaba? ¿Qué Sasuke la abrazara y durmieran juntos? ¿Qué la dijera que la amaba? Solo había sido… para él solo había sido sexo… pero ella hubiera jurado que había visto un halo de esperanza un brillo de amor, de ternura…

Sonrió, tal vez no estaba todo perdido, se levanto de la cama sintiendo molestias en ciertas partes de su cuerpo… recogió su ropa y se la puso rápidamente, saco la cabeza por la puerta para cerciorarse que ninguno de los idiotas estaba por allí cerca…

Avanzo el largo pasillo y se detuvo al oír una voz familiar.

¿Qué pasa si él tiene razón?

Yo no amo a Sakura.

Él corazón se Sakura se encogió al oír la voz de Sasuke, y de sus ojos comenzaron a brotar lagrimas, era una idiota, sus pies comenzaron a caminar solos hasta la oscuridad de su cuarto… era una auténtica idiota…

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Ino miraba preocupada a su amiga, llevaba toda la mañana como ida, más que curar empeoraba a los pacientes, y eso, al menos era “Raro” en ella.

-¿No me vas a decir qué te pasa?

¬

Sakura parecía totalmente ausente caminando por las calles… como un muerto en vida.

-No me pasa nada.

Ino frunció el entrecejo.

-¡A mí no me mientas! Claro que te pasa algo, te conozco idiota.

Sakura la miro con lágrimas en los ojos y se abalanzo hacia ella mientras estas se desbordaban de sus ojos.

-Soy una idiota.

Ino la acaricio el pelo sorprendido.

-Ya lo sé Sakura.

-No, no lo sabes, tú…tú no lo entiendes… yo… ayer…. Sasuke… Yo ya no…

Ino abrió mucho los ojos.

-¿Te ha violado?

Sakura negó con la cabeza.

-Yo quería…

Ino empezaba a comprender… pero ¿tan malo era Sasuke en la cama?

-¿Te hizo daño?

-No como tú crees- La chica pareció empezar a calmarse y se seco los ojos con la manga de su vestido.- Yo… llegue ayer a casa, y él sabía lo de la cinta… y bueno al final él… yo… eso fue bien… mejor de lo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:34 am

esperado… pero… pero… luego se levanto y me dejo sola, me dijo que podía usar su baño, como a una puta cualquiera y luego le oí decir a Suigetsu que no me ama…

Ino se quedo callada, estaba apunto de preguntarla a su amiga qué por qué la importaba que él la amara o no si se suponía que ella no le amaba… pero el solo hecho de que ella llorara, ya significaba que la idiota esa llevaba toda la vida enamorada de ese diablo con media alma…

¬

-Sakura… él es idiota, ya sabes cómo es, a su manera estoy segura de que él siente algo especial por ti… tal vez con el tiempo.

Sakura dejo de llorar de golpe y toda su pena se volvió ira.

-¿Qué tiempo?

Ino se quedo sorprendida.

-Estáis casados… se supone que lo haréis más veces.

La chica estaba roja de furia, tanto que Ino temió que explotara.

-CUANDO EL INFIERNO SE CONGELE. Es más ahora mismo voy a ir a decirle que nunca más tendremos…- se sonrojo más aun- esa clase de intimidad.

Ino se quedo en shock mirando como su amiga se iba escupiendo improperios por la boca contra su marido…

-¿Ino?

La rubia se volvió medio en shock y pestañeo dos veces ara creer lo que veía.

-Shikamaru…

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sasuke sonrió al ver al rubio entrando en su despacho.

-¿Qué quieres ahora?

El moreno abrió un cajón del escritorio y cogió una cinta UHF , cerró el cajón y la levanto en el aire, sintiéndose victorioso al ver como la cara de Naruto pasaba de la defensa, a la más absoluta de las vergüenzas.

-Creo que es tuyo.

Naruto se cruzo de brazos y miro para otro lado orgulloso.

-No es mío.

Sasuke sonrió.

¬

-¿Ah no? – Movió la cinta- pues yo creo que es tu letra…

Naruto lo observo por el rabillo del ojo.

-Te digo que no es mía, he cambiado mi caligrafía…

Sasuke elevo una ceja…

-¿Y dime que hay dentro? ¿Entrenamientos secretos? “técnicas mortales”… ¿Tal vez Hinata te ayuda…?

-ELLA NUNCA SALDRIA EN UN VIDIO PORNO- estallo el rubio que soltó una maldición al ver la mirada triunfante del moreno- Cabrón…

-Así que es tuya…

-¿Y qué si es mía? Ya soy mayor para ver porno o lo que yo quiera.

Sasuke se encogió de hombros indiferente.

-No me preocupas lo que veas o lo que hagas, pero no metas a Sakura…

Naruto se quedo de piedra.

-Meter a Sakura…PERO SI FUE ELLA QUIEN ME PIDIO QUE LE DIERA PORNO.

Justo en ese momento un huracán rosa entraba dignamente por la puerta. Los tres se quedaron callados mirándose mientras la última frase flotaba en el aire.

-Naruto…

Sasuke no podía decidir cuál de los dos estaba más colorado, y casi rio al ver como los ojos verdes de la chica casi se salían de sus orbitas al ver lo que tenía en la mano…

-¿Si?

-Yo…¡yo no te pedí porno! FUE INO porque sabía que eras un pervertido.

Naruto la miro ofendido.

¬

-Tú viniste con Ino, la querías para saciar tu “curiosidad”- miro a Sasuke que tenia las cejas levantadas ante la última frase- Debes ser un desastre de esposo…

Sakura cogió a Naruto de los bordes de la chaqueta y comenzó a zarandearlo.

-¿Cómo te atreves? CHIVATO, PERVERTIDO, ¡¡IDIOTA!!

Sasuke observaba la escena en silencio, se rasco la cabeza, esto le era demasiado familiar… Se levanto sin que lo notaran y coloco la cinta en medio de las dos caras, al ver lo que los separaba ambos jóvenes dejaron de discutir, para ponerse completamente colorados.

-Cógelo y vete- le ordeno al rubio- Ya hablaremos más tarde…- Naruto no protesto cogió la cinta del aire y se fue quejándose por lo bajo- ¿Y bien Sakura qué querías?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:36 am

Capitulo 9: Amigos.

¿Y bien Sakura qué querías?

La mente de Sakura intentaba lograr acordarse de por qué demonios se había metido en la boca del lobo, ella había ido allí decidida a decirle algo, pero entre la discusión con el idiota de Naruto, y que de repente se sentía tremendamente avergonzada por la noche anterior, joder, su mente no reaccionaba. Levanto su mirada, para encontrarse con una oscura mirada cansada. ¿En qué pensaba Sasuke?

-Sakura…

La mente de la chica estaba totalmente saturada. Todo era culpa de…

-¡Mis Amigos!

Sasuke pareció confundido por el grito de la chillón de la chica. ¿Por qué había chillado? ¿y por qué había dicho eso? ¿Por qué no se la tragaba la tierra?

-¿Qué pasa con ellos?

Sakura miro indignada al chico, acaso no se daba cuenta de qué estaba intentando encontrar una excusa…

-Yo….- rodo los ojos- …ellos… -trago saliva- quiero cenar con ellos.

El moreno la miro resignado y dejo de prestarla atención, abriendo un cajón y sacando una pila de papeles.

¬

-Nadie te lo impide.

La peli-rosa frunció el entrecejo.

-Quiero preparar una cena para amigos aquí.

Sasuke la observo en silencio durante dos minutos eternos, luego ladeo la cabeza y volvió a sus papeles.

-Haz lo que quieras.

¿Así de fácil? Los parpados cayeron sobre los ojos verdes un par de veces movidos por su incredulidad, ¿eso era todo? ¿haz lo que quieras?, aunque se había salido con la suya, ¿no?

-¿Algo más?

Sakura elevo la barbilla orgullosa.

-No.

Salió de la habitación, y cerro la puerta de roble tras de si. ¿Y ahora qué? ¿Cómo iba a hacer una cena allí? ¿con él? Era una locura, tenía ganas de llorar, de pegarse a si misma, siempre hablaba antes de pensar… apoyo la cabeza en la puerta. Ya no tenia solución tendría que organizar algo y rápido… Oyó unos pasos por el hall y se dirigió a las escaleras, Juugo cargaba una gran caja. Genial se había olvidado de los odiosos-hebis que la consideraban una depravada sexual… suspiro. Pero ahora esa era SU casa, no permitiría que tres tíos raros con problema psicológicos la pararan en sus planes, había decidido hacer esa cena, y la haría…vaya que sí.

Bajo las escaleras y entro en la cocina detrás de juugo donde Suigetsu preparaba la cena y Karin se pintaba las uñas, esta ultima elevo una ceja al verla y siguió pintándose las uñas con aire burlón.

-Mira si los pervertidos también salen de día.

Suigetsu rio por lo bajo y Juugo se puso de color rojo de nuevo.

-Muy graciosa.- No tenia que caer en el juego de la bruja esa, apretó los puños- Voy a hacer una cena.-anuncio triunfante.

¬

Nada. ¿La estaban ignorando?

-Juugo pásame la salsa roja que hay en ese mueble.

El gigante le paso la salsa al peliblanco. Sakura empezaba a odiar a esos tíos. Se puso en jarras.

-¿No me oís? Voy a hacer una cena.

Nada. Sakura pestañeo enfadada.

-¿Y?

Sakura miro a Suigetsu que no había dejado su labor ni un solo momento.

-¿Cómo que y?

Suigetsu la miro sonriente.

-Yo hago la cena todos los días y no lo anuncio…

Mierda, El rubor subió por las mejillas de la joven, con ellos siempre se sentía idiota…

-Es…es una cena para mis amigos.

Karin dejo de pintarse las uñas, y la miro soplándose el esmalte de ellas.

-¿Y a nosotros que nos importa?

-Bueno vivís aquí, y la cena será aquí, solo quería que lo supierais…

-¿Es una invitación?

Sakura desvió la mirada sorprendida al pelo pincho que se encontraba en un rincón de la cocina. Oh dios mío, se lo habían tomado como una invitación, si antes pensaba que no era una buena idea, con los hebis, sería un desastre, una catástrofe, tenía que decir que no… pero… pero ahora ellos Vivian con ella, eran los amigos de su marido, y seria descortés no invitarlos… Sakura bajo los hombros como si la hubieran puesto pesas de cien kilos sobre ellos. Ya no hay marcha atrás, pensó tristemente la peli-rosa.

-Claro…

¬

-¿Y cuándo es?

Sakura se quedo helada… ¿Cuándo es? No había pensado en eso… mierda, ¿Cómo se metía en esos líos?

-El viernes.

Suigetsu elevo una ceja.

-Eso es dentro de dos días…

¡Mierda!

-Ya lo sé.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Ino llego a su habitación aun temblorosa, y se arrojo sobre la gran cama que presidia la estancia. Por alguna razón deseaba llorar…

FLASH BACK

-¿Ino?

La rubia se volvió medio en shock y pestañeo dos veces para creer lo que veía.

-Shikamaru…

Él chico la miraba extrañado, luego un suave rubor cubrió sus mejillas, logrando que la rubia se maldijera al notar un calor subir por las suyas. Tenía que comportarse normalmente, él era su…amigo, daba igual que en el pasado fuera quien la besaba hasta calmar sus enfados, o él que la abrazaba en las noches de tormenta, todo eso era pasado ahora eran…amigos.

-¿Qué tal?- pregunto con una fingida sonrisa.

Shikamaru, tardo en contestar como si la pregunta lo pillara desprevenido.

-Bien…-se encogió de hombros- como siempre.

-Me alegro…-el silencio cada vez era más tenso e Ino podía notar como su corazón se aceleraba, tenía que irse de allí- Bueno pues tengo un poco de ¬

prisa…será mejor que me valla- paso por su lado lo más digna que le permitían sus temblorosas rodillas.- nos vemos.

Y entonces paso, él la agarro de la mano, fuertemente, impidiendo que avanzara, los ojos azules de la chica se agrandaron ante la sorpresa, su cara se tiño de escarlata, fue como si el mundo se detuviera un segundo, como si solo existieran ellos dos, quietos, callados, tan solo unidos por sus manos.

-Ino yo…

-¡Shika¡

Ino reconoció la voz en seguida y ambos se soltaron como si quemaran, antes de que la rubia de la que procedía el grito llegara hasta ellos.

-Perdón por llegar tarde.

Ino pestañeo quieta de espaldas a la pareja intentando volver a un estado de respiración normal.

-No te preocupes.

La decepción invadió a la chica, que aun notando como el corazón se la empequeñecía se irguió y comenzó a caminar siguiendo su camino…

FIN FLASH BACK

Era una idiota, ¿qué esperaba? Que Shikamaru le dijera que aun la quería, eso no era así, sus ojos comenzaron a tornarse rojos, a veces incluso dudaba de que la hubiera querido alguna vez… al menos no tanto como ella a él… ¿Por qué tenía que ser todo tan complicado? ¿por qué no podía olvidar al idiota vago repelente? ¿y por qué él si la había olvidado…?

--toc, toc —

La puerta saco de su ensoñación a la joven, se restregó los ojos, eliminando cualquier rastro de debilidad en su cara, y respiro profundamente.

-Ya voy.

¬

Abrió la puerta con desgana y se encontró a una Sakura llorosa con una gran nube negra sobre ella…

-¿Qué…qué te pasa ahora?

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:36 am

Sakura se remango al entrar en la cocina, tomo aire, todo saldría bien, solo tenía que cocinar para veinte personas… no podía ser tan difícil… de primero podía preparar rammen seguro que Naruto se lo agradecería, de segundo… ¿pescado? Y de postre una tarta. Sí, saldría bien.

Dos horas más tarde Sakura se dio cuenta que aquello la estaba sobrepasando, estaba llena de harina y parecía que un huracán había asolado la cocina, por si fuera poco, Ino la había dicho que no podría ayudarla con la cena por que tenia guardia en el hospital, asique ella iba y venía a carreras del salón colocando la mesa, a la cocina donde cada vez que iba algo la salía mal, por lo menos el rammen no tenía mala pinta…

-¿Qué ha pasado aquí?

Sakura se sobresalto al oír la voz ronca del Hebi y el tarro de sal cayó en la olla, estupendo pensó totalmente frustrada, ahora estaría salado.

-¿NO TE HAN ENSEÑADO A NO ASUSTAR A LA GENTE?

El Hebi pareció sorprendido. Luego elevo una ceja.

-Solo espero que seas tú quien recoja esto…

Sakura entrecerró los ojos.

-Tranquilo, yo lo recogeré.

Suigetsu pareció bastante satisfecho con la respuesta se arrimo a la joven y miro la olla ebullente.

-¿Eso es comestible?

A Sakura la empezaba a latir una vena en la sien.

¬

-Por supuesto.-El peliblanco se encogió de hombros divertido. Sakura resoplo enfadada ¿pensaba quedarse observándola todo el rato?- ¿A qué has venido?

El chico sonrió abiertamente.

-Tus invitados están llegando.

Los ojos verdes se abrieron desmesuradamente buscando el reloj de la cocina, las ocho y diez, mierda, apago la olla y miro al Hebi suplicante.

-¿Te importaría hacerlos pasar al comedor?- Suigetsu la miro divertido- por favor…

-Claro, será divertido.

Sakura no espero a oír más se quito el delantal y salió corriendo escaleras arriba hacia su habitación, tenía que darse prisa, o todo se iría al traste.

No tuvo tiempo de frenar, la puerta se abrió antes de que ella pudiera reaccionar y choco de frente contra ella, el impacto la mando al suelo cayendo de culo, sentía un tremendo dolor en la frente, abrió un ojo para encontrarse con unos sorprendidos ojos negros.

-¿Qué haces?

Sakura se puso de pies irritada. ¿Cómo que que hacia? ¿Qué pensaba que se había dado aposta contra la puerta? Se intento poner lo más digan que pudo en esa situación.

-Voy a mi cuarto.

Esperaba un ¿Estas bien?¿Te has hecho daño? Pero nada se encogió de hombros y siguió su camino. Maldito demonio sin corazón…

-¿Cuándo se come aquí?

Naruto… podía oír las quejas del rubio, mierda, ese tampoco ayudaba…

Llego a su cuarto y cerro de un portazo, no tenía mucho tiempo… fue corriendo al baño y abrió el grifo de la ducha, se metió bajo el frio chorro, y aguanto dos minutos, luego salió corriendo hacia su armario enrollada ¬

en una toalla, algo rápido de poner y que quedara elegante…, cogió un vestido azul pálido vaporoso y se deslizo en él, luego la ropa interior, cogió lo primero que encontró , se deshizo el moño que llevaba para cocinar, y se dejo el pelo suelto, se lo cepillo un par de veces, y se echo un poco de colorete, y rimmel, no podía hacer más, miro el reloj, las ocho y media.

Entro al salón intentando poner su mejor sonrisa, allí ya estaban todos sentados, trago saliva, tranquila son tus amigos, todo saldría bien…¿verdad?

-Ya era hora- se quejo el rubio- ¿Cuándo se come?

-Cállate cabezón-Ino le tiro un trozo de pan a Naruto. - no ves que esta apurada.

-Pero yo tengo hambre.

-Tú siempre tienes hambre.- sentencio Neji.

-Huele a quemado.

Sakura miro a Sasuke que presidia la mesa. Afino su olfato para ver a qué se refería, oh por dios, era cierto, salió corriendo hacia la cocina, donde un humo negruzco salía del horno… ya no habría pescado… estaba totalmente carbonizado, tendrían que conformarse con el rammen y la tarta… cogió la olla y se dirigió al salón.

-¿Qué se ha quemado?

Pregunto Kiba intrigado.

-Nada- respondió la chica orgullosa- ¿Me das el plato?

Sirvió a uno por uno a sus amigos, y después se dirigió a la cocina a dejar la olla, luego volvió y tomo asiento presidiendo el otro extremo de la mesa.

-Que aproveche.

-Ya era hora...

¬

Naruto y todo los demás cogieron los cubiertos y se dirigieron a probar el plato que la pelirosa les había servido. Una probada, un silencio tenso, todos tragaron a la vez y soltaron el cubierto para coger pan, Sakura se hundió, nadie decía nada, ni siquiera los odiosos Hebis, hacían ningún comentario, ERA ASQUEROSO, estaba demasiado salado, la carne no estaba bien hecha…

-Sakura….-La chica miro a Kiba- ¿qué hay de segundo?

Un silencio tenso siguió a la pregunta, Sakura miro fijamente el plato de rammen delante suyo, y volvió a coger un poco, ante la mirada atenta de sus invitados.

-No hay segundo…- trago forzosa intentando ignorar las caras de decepción- pero hay postre…

Una luz pareció iluminar los ojos de sus amigos.

-Sabía que no sería capaz de cocinar…

Ino miro a la Hebi con cara de odio.

-Me gustaría verte a ti cocinando…

Suigetsu rio.

-A mí también me gustaría…

La Hebi entrecerró los ojos.

-¿Pero tú de qué lado estas?

El peliblanco sonrió.

-Del de las chicas guapas, por supuesto.

Los ojos de Karin lo miraron con ira.

-Dientes de serrucho…

-Bruja…

-Que bien se llevan…

¬

-Sí- apoyo Naruto a su ex sensei- Cualquiera diría que se aman.

-¿PERO QUÉ TONTERIAS DICES? A mí me gustan las mujeres.

Kari que había abierto la boca para gritar se volvió indignada al peli- blanco.

-Y a mí que cuando me besan no me arañen la lengua…

-¿Cómo sabes qué araña con los dientes?

La voz inocente de Kiba quedo resonando entre los comensales.

-Creo que traeré el postre.

Sakura se levanto viendo la tragedia que se avecinaba, y comenzó a retirar los platos, aun llenos.

-Te ayudo.

Sasuke entrecerró los ojos lanzando una mirada de odio al moreno que se ofrecía a ayudar a su esposa, maldito ninja acaso no le había dejado las cosas claras, desde que había llegado no había parado de mirarla, y parte de culpa la tenia ella, ¿Cómo se ponía ese vestido? Era demasiado provocativo… hasta con ese horrible chichón que tenía en la frente estaba guapa, sacudió la cabeza, ¿pero qué demonios le pasaba? ¿guapa? ¿Sakura? Hombre sí que era cierto que siempre había sido mona, y que con los años ciertas partes de su cuerpo habían llegado a ser más que aceptables, pero él no era de los que se fijaban en esas cosas, y sin embargo desde la noche anterior, se daba cuenta de cosas sin sentido, como que su pelo se revelaba y ondulaba siempre al final del día, que tenia las orejas muy pequeñas y suaves… Se estaba volviendo loco.

Suspiro y miro la mesa, sonrió interiormente, desde que ella le dijo su estúpida intención de organizar esa cena, había sabido que saldría mal, Karin y Suigetsu se lanzaban miradas de odio, Kiba e Ino discutían porque su perro se había subido sobre Ino y la había manchado el vestido, Shikamaru observaba la escena triste, demasiado triste, pensó Sasuke, Naruto no dejaba de decir tonterías sobre el Rammen a una avergonzada Hinata, y Neji tan digno como siempre lo miraba de soslayo, mientras a su ¬

lado una emocionada Tenten hablaba sobre ¿ramos de novia? Con Temmari, en frente de ella su hermano Kankuro y Shino se encontraban cruzados de brazos sin decir palabra mientras observaban alucinados como Shoji y Juugo acaban el plato de Rammen de Sakura, solo tres personas lo miraban a él, Kakashi divertido, Rock Lee enfadado, ese siempre fue idiota, y Garaa…

Apretó la copa con sus dedos, al punto de desquebrajar un poco el cristal, ¿Dónde coño estaban Sakura y Sai? ¿Cuánto se tardaba en coger una tarta y un poco de té?

-Suigetsu, ve ayudarlos.

La orden provoco el desconcierto de los que le acompañaban en la mesa, más aun cuando Suigetsu se levanto sin decir nada más y se dirigió a la cocina. Dos minutos después los tres llegaron con tazas, té, y lo que parecía una tarta que se había caído al suelo. Sasuke ladeo la cabeza, ¿por qué se empeñaba en hacer las cosas que se la daban mal?

-Ey Sakura ¿Cómo te hiciste eso en la frente?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:37 am

Sakura se tiño de rojo, y Sasuke sonrió, lo que no paso desapercibido para la Hebi que en tono de indiferencia exclamo:

-Es lo que tienen sus “técnicas mortales”.

Naruto que estaba bebiendo en ese momento escupió el líquido rojo como un cangrejo sobre Neji, que comenzó a insultarlo mientras las venas surgían alrededor de sus ojos.

-¿Pero qué haces imbécil?

Ino se quedo paralizada igual de roja, que Sakura y Juugo, mientras que Suigetsu reía a carcajadas.

-¿De qué técnicas mortales habla?

Pregunto Kiba.

A lo que a Sakura casi se le cae la bandeja que llevaba.

-¿Y a ti qué te importa chico perro?

¬

Ino intento acallar al chico que la miraba desconcertado.

-Yo una vez vi una película que se titulaba así…- Se hizo un silencio sepulcral mientras Kakashi seguía bebiendo té tranquilamente.- Pero no creo que se trate de eso…O sí?

-¡¡NO!!

Ino, Sakura y Naruto contestaron a la par.

-¿Técnicas…? – Kiba miro a Naruto- Ey Naru,¿ tú no tenias una peli porno que se titulaba así…?

Sasuke sonrió y dio un sorbo a su taza.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

-Creo que debo recoger esto…

Sasuke observo a la afligida Sakura, decididamente se estaba volviendo idiota…¿por qué sentía ganas de acariciarla el pelo? De consolarla, de decirla que no había ido tan mal…

-Anímate Saku- ¿Saku?- si quiere me puedo quedar a ayudarte a recoger…

Suficiente.

-No es necesario, yo me ocupo de mi esposa

Sai miro con odio a Sasuke, pero este había conseguido lo que quería, dejarle claro que esa era su casa, su mujer…

-Sera mejor que te vayas Sai, yo me ocupo de todo, muchas gracias.

¿Muchas gracias? Era idiota, no se daba cuenta de lo que quería ese tío…

-¿Jefe?

Sasuke se volvió a Suigetsu con cara de ira.

-¿Qué?

Suigetsu trago saliva.

¬

-Ha llegado esto, de él- le enseño un sobre blanco- Creo que es urgente…

Sasuke olvido por un momento sus problemas maritales, y observo el blanco sobre con el símbolo Uchiha… lo cogió y se dirigió a la biblioteca, si Sakura lo veía, podía echarlo todo a perder. Abrió el sobre y comenzó a leer:

¿Qué tal tu vida de casado?

Espero que cuentes con su lealtad por qué vamos a tener

que adelantar los planes,

espero que los recuerdes todos con la mayor

claridad posible.

Tobi ya ha conseguido Rokubi…

Dentro de poco tendrás noticias mías.

El día de la verdad y la venganza se acerca.

Sasuke se dejo caer sobre el sillón, el Rokubi… eso quería decir que ya solo quedaba…el kyûbi.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:39 am

Capitulo 10:Cuando el infierno se congela

Sasuke miraba el líquido marrón dentro de su vaso, mientras su mente era un caos de ideas y confrontaciones. El momento se acercaba, no podía dudar, él era lo que era, y haría lo tenía que hacer.

-¿Jefe?

Sasuke dejo el vaso lentamente sobre la mesa mientras los Hebis entraban en la estancia donde se encontraba el moreno. Suigetsu con el semblante serio se sentó enfrente de él.

-¿Ya es la hora?

Los ojos negros se elevaron para alcanzar la mirada fría de su amigo. ¿Cómo era posible qué viera más determinación en los ojos de sus compañeros que en los suyos propios…

-Pronto.- Los tres hebis afirmaron con la cabeza.- Tobi ya tiene al número seis.

Las pupilas de los Hebis se abrieron entendiendo lo que eso quería decir…

-Eso quiere decir que solo nos queda el nueve…

Sasuke asintió a Juugo. Karin se cruzo de brazos.

-¿Y bien cuál es el plan?

¬

Sasuke junto sus manos sobre la mesa y sus ojos se tornaron más fríos al cruzarse con la mirada transparentada por las gafas de la joven.

-El de siempre, apoderarnos del Bijû cueste lo que cueste.

Suigetsu apoyo los brazos en las rodillas y junto sus manos, miro al suelo intentando poner en orden sus ideas y luego levanto la vista a su jefe.

-Sabes lo que le pasara a él- Un leve musculo se contrajo en la mejilla del Uchiha, apenas apreciable, afirmo con la cabeza serio- ella no lo permitirá.

Sasuke lo sabía, lo había sabido desde un principio, una parte de él se había negado a casarse con ella, sabía que era un error, que había disfrazado su propia necesidad de tenerla consigo con que la gente en Konoha no sospechara de él, ganarse un poco de su confianza, para llevar a cabo el plan, pero ahora esa misma parte estaba comenzando a dudar, sabía lo que le pasaría al idiota de Naruto…solo existía una manera de hacerse con demonio de su interior… aunque no importaba mucho, aunque el Kyûbi no se encontrara dentro de Naruto, solo le habría alargado su existencia un poco más… ese cabezón y todos los estúpidos de sus amigos no eran de los que se rendían aunque les costara la vida…y lo peor de todo esa pelirosa histérica a la que llamaba esposa pertenecía a ese grupo de estúpidos… Mierda, lo había sabido desde un principio por qué tenía que dudar ahora, relajo su semblante, él era Sasuke UCHIHA, él era un demonio, y los demonios no dudan, los demonios no tienen…alma. Volvió la fría mirada a su amigo.

-Cueste lo que cueste…

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Ino miraba divertida a su amiga. La joven tenía unas profundas ojeras debajo de sus verdes ojos, desde que se había casado con Sasuke esa imagen empezaba a volverse normal, pero Ino tenía que reconocer que sus ojos nunca habían brillado tanto…

-¿A qué hora acabaste de recoger la “maravillosa” cena?

Sakura ni siquiera se molesto en mirar a su amiga, y dio otro sorbo al café que tenia entre las manos.

¬

-Cuatro horas.

Los ojos azules se abrieron desmesuradamente.

-¿En serio? ¿Cómo es posible que esa incomestible cena de un plato te diera tanto trabajo?

-Tres.- susurro la chica ofendida.

-¿Qué?

Sakura dejo el café sobre la mesa con demasiada fuerza.

-Eran tres platos… pero se me quemo el pescado, y la tarta se me callo un poco…

Ino se cruzo de brazos y miro para otro lado.

-Ya veo… últimamente no tienes nada de suerte ,eh frentuda?

Los hombros de Sakura bajaron desmoralizada.

-No… parece que todo me sale al revés… Se suponía que la cena tenía que salir bien…

Ino sonrió comprensiva.

-No salió tan mal… la comida era horrorosa… pero hacía mucho tiempo que no estábamos todos juntos…, además estuvo muy entretenida, por no hablar del momento celos-uchiha. Créeme me comería la olla de tu horrible rammen solo por volver a ver esa cara.

Sakura levanto la mirada sorprendida ¿celos?

-¿Qué quieres decir con eso?

Ino sonrió.

-Pues que hacía mucho que no nos veíamos y…

-No, eso no- le corto su amiga- me refiero a lo de los celos…¿Sasuke estaba celoso?

Ino rio.

¬

-Si se subía por las paredes- Las pupilas verdes se dilataron aun más, eso no podía ser verdad ¿Por qué se iba a poner Sasuke celoso? Para eso tendría que importarle lo que ella hiciera… pero él, él no se preocupaba por ella, no le importaba, le daría lo mismo que apareciera un día y ella estuviera haciendo le pino desnuda, a él solo le importaban sus asuntos, su entrenamiento… no era posible que él…tuviera miedo a perderla.- ¿Qué piensas? ¿Qué eso es imposible? –Sakura se avergonzó, a lo que su amiga contesto con una sonrisa triunfal- Ya te dije una vez que erais la pareja más rara que conozco pero… sois una pareja, no?

Sakura miraba a Ino intentando comprender todo el alcance de esas palabras. Y entonces recordó el momento de la despedida la noche anterior.

-¿Estaba celoso de Sai?

Ino elevo una ceja.

-Se subía por las paredes- La corrigió.

-Pero si Sai y yo solo somos amigos.

Ino suspiro.

-Eres idiota… te lo digo poco. –Abrió los ojos azules con cansancio- Tú eres amiga de Sai, pero Sai sigue sintiendo algo por ti… al fin de al cabo si el dem..Sasuke no hubiera regresado tú seguirías con Sai…

Sakura frunció el entrecejo confundida, si Sasuke no hubiera regresado… , porque notaba una pena inundándola por dentro al pensar en eso… no podía imaginarse sin Sasuke… , era como si en el fondo algo en ella aceptara que era normal… que era como tenía que ser.

-Pero Sasuke no me quiere, lo nuestro es solo un pacto…

Ino bebió tranquilamente un sorbo de su vaso.

-Bueno… técnicamente sí, pero cualquier relación es eso frentuda.

Ino dejo su vaso en la mesa, no podía creer que su amiga no se diera cuenta de que ella y el imbécil de Sasuke estaban hechos el uno para el ¬

otro, eran como dos piezas que se complementan…, Tsk, ya se darían cuenta a fin de cuentas estaban casados, tenían toda la vida para entenderlo.

Sakura se levanto de la mesa muy apurada y miro a la rubia que la observaba con el ceño fruncido.

-¿Qué te pasa?

-Tengo que hablar con Naruto. Luego nos vemos.

Ino siguió a su amiga que corría hacia un pelo pincho rubio bastante distraído, volvió la mirada a la mesa. Mierda, otra vez que la tocaba pagar… maldita Sakura.

-Akamaru nooo.

Ino se quedo paralizada cuando noto el peso sobre sus rodillas y una cosa esponjosa y húmeda sobre su cara, A-ka-ma-ru… , volvió la mirada asesina al chico de señales en las mejillas, que la miraba con cara de terror.

-Tu perro esta encima de mí.

Le dijo con una calma asombrosa. Kiba miro a la chica aun con temor y sonrió, se llevo una mano a la cabeza desordenando aun más su corto cabello castaño.

-Lo siento Ino, no sé qué le pasa, solo hace esto contigo… creo que le gustas.

Ino lo miro cansada.

-Eres idiota, quítame a tu perro de encima.

Kiba corrió hasta quedar frente al perro que se acomodaba en las piernas de la chica.

-Akamaru bájate de Ino.

El perro blanco miro a su dueño sin intenciones de obedecer su orden, por el contario abrió la boca y bostezo. Kiba frunció el entrecejo furioso.

¬

-Oh vamos Akamaru, Déjala en paz. –Nada, el perro seguía en su sitio y una nube oscura comenzaba a cernirse sobre la cabellera rubia. – N…No es culpa mía… es que de verdad que no lo entiendo, normalmente se porta muy bien… y …

Ino comenzaba a temblar furiosa, esa costumbre que tenía ese perro empezaba a sacarla de sus casillas, se suponía que el inútil del chico perro tenía que hacerse cargo de él. Abrió la boca para gritar al joven.

-¿Ino…Kiba?

Ambos chicos se volvieron para ver a la pareja cogida del brazo, la rabia de Ino se evaporo, y Akamaru como entendiendo la pena de la chica se bajo de sus piernas y se tumbo obediente en el suelo ante la sorprendida mirada de Kiba y Temmari. La mente de Ino se colapsaba otra vez, maldito cabezón con coleta, ¿por qué la miraba como si estuviera haciendo algo malo? Si era el perro el que se había subido a ella.

-No sabía que os llevarais tan bien…

Ino y Kiba siguieron la mirada del moreno hasta los dos vasos de café… en la mente de Ino salto una alarma ¿Shikamaru había pensado qué había quedado con Kiba? ¿Ella? Pero si había estado con la frentuda todo el rato ella no… Espera un momento, ella no tenía que darle ningún tipo de explicación al idiota ese. Y si ella quería estar con el chico perro lo estaría y no tenía que aguantar esa mirada de asesino, él estaba del brazo con la rancia esa y nadie le decía nada.

La rubia se levanto de la silla dignamente y se puso al lado de un sorprendido Kiba, apoyo su mano en el hombro del chico y miro a su ex novio con mirada desafiante.

-Pues ya ves- acaricio con uno de sus largos dedos el lóbulo de la oreja del chico, que estaba totalmente paralizado y tenía la cara ardiendo- He descubierto que el chic, Kiba, y yo nos podemos llevar muy bien…

Los ojos de Temmari se agrandaban por el asombro a la vez que los de su novio se achicaban.

-No creo que sea tu tipo…

¬

Ino elevo una ceja.

-¿Y eso por qué? Es amable, guapo, simpático, y …leal.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:40 am

Una vena empezó a latir en la frente de Shikamaru.

-¿Así qué estáis juntos?-Pregunto Temmari.

Ino trago saliva, no podía llegar tan lejos eso era una locura, se estaba portando como una estúpida.

Kiba apretó la mano de Ino fuertemente, y la rubia lo miro sorprendida, aquel chico idiota miraba a Shika con ojos decididos.

-Sí, estamos juntos.

Un leve rubor rosa tiño las mejillas de la chica, ¿por qué no podía decir nada? Estaba totalmente quieta, como si el único punto de apoyo que tuviera era la mano fuertemente apretada de Kiba.

-Ya veo…- Shikamaru volvió la cabeza con desdén hacia un lado- Tsk, ¿y cuanto se supone qué lleváis juntos?

-Poco tiempo.

Contesto Kiba ante la asombrada mirada azul, parecía otro, totalmente seguro de sí mismo, no parecía el idiota de siempre…

-¿Y eso cuanto es?

Ino trago saliva, ¿Cuánto llevaban juntos? ¡Cinco minutos¡ o menos, no llevaban nada… mierda si descubría que era todo una mentira quedaría fatal, como una idiota, y lo peor de todo sabría que aun sentía algo por él…

-¿Y por qué tanto interés en cuando empezaran? –Todos miraron sorprendidos a la rubia que miraba suspicaz a su novio.- Deberías alegrarte de que tus “amigos” estén juntos.

Las mejillas de Shikamaru se tiñeron de rojo y miro a Temmari molesto.

-No es que me interese, es solo que me parece raro…

¬

-Pues no veo que tiene de raro, Kiba es un chico muy simpático e Ino es una chica muy guapa….¿Qué le ves de raro?

Shikamaru abrió la boca para decir algo, pero cambio de opinión, y giro la cara enfadado.

-Sera mejor que nos vayamos…

Ino observaba callada la escena y como se alejaban los dos ninjas, pero Shikamaru, ¿La estaba mirando por encima del hombro? El corazón de Ino se acelero. Y entonces noto como la mano de Kiba apretaba aun más la suya, y sin tiempo para reaccionar bajo la cabeza y poso sus labios en los suyos.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

-¡Naruto!

El rubio se volvió sorprendido a su ex compañera, a la que dedico una gran sonrisa.

-Sakura-chan.

La chica llego sofocada hasta su lado.

-¿Eres idiota? Llevo llamándote un rato.

Naruto se rasco la nuca y volvió a sonreír.

-Perdóname, es que llevo todo el día pensando en cómo hacer una cosa y –las mejillas del rubio se tiñeron de escarlata- bueno… ando un poco despistado.

Sakura elevo una ceja.

-¿Vas pensando en comer?

Naruto rio nervioso.

-Que va, después de tu cena estoy algo descompuesto- Golpe en la cabeza.- Auch, No sé como Sasuke te aguanta…

Sakura abrió los ojos recordando el motivo de su charla con el chico.

¬

-Eso me recuerda… te quiero pedir un favor…- Sakura miro al suelo antes de mirar a los ojos azules de su amigo con expresión de lastima.- Veras es que creo que Sasuke no se integra bien con mis amigos, y ya que es mi marido… me gustaría que le dierais un oportunidad, que hicierais algo juntos…

Naruto pareció aterrado ante esa idea.

-¿Y por qué me lo preguntas a mi?

Sakura se cruzo de brazos.

-Por que tú eras su mejor amigo…

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

“Está bien, pero a cambio quiero que me consigas una cita con Hinata”

Sakura daba vueltas a su habitación, ¿Cómo iba conseguir eso? Hinata era demasiado tímida…, seguramente sentía algo por Naruto porque siempre que él estaba cerca ella se sonrojaba, pero, llevaban así años, uno no se atrevía a decir nada, y la otra menos…

-¿Qué haces?

Sakura se sobresalto al ver entrar a Sasuke en bata a su cuarto. Un rubor rojo tiño sus mejillas.

-¿No te enseñaron a llamar a las puertas?

Sasuke se encogió de hombros.

-Es mi casa y eres mi esposa.

Sakura elevo una ceja.

-¿Y eso me priva de intimidad? – Sasuke volvió a encogerse de hombros. Su falta de palabra a veces conseguía sacarla de sus casillas- ¿Qué hubiera pasado si hubiese estado desnuda?

Los ojos de Sasuke se tornaron más oscuros y una peligrosa sonrisa cruzo su rostro.

¬

-Creo que entrare más a menudo sin llamar…

Sakura lo miro ceñuda, se estaba riendo de ella, para qué quería verla desnuda…

-¿Qué quieres Sasuke?

Sasuke la miro largo rato en silencio, luego pestañeo y miro alrededor suyo con indiferencia.

-Solo venia a ver qué tal estabas.

Sakura se quedo de una pieza…¿Se preocupaba por ella? No, eso no podía ser, debía ser otro de sus perversos juegos. Suspiro cansada y puso sus brazos en jarras.

-Pues estoy muy cansada porque ayer me toco recoger durante 4 horas a mi sola, he dormido solo tres horas y he tenido que trabajar nueve horas seguidas, luego he aguantado las locuras de Ino y Naruto, y por si fuera poco me he dado contra la cama al salir del baño y me he golpeado la rodilla.

Sakura pensaba que en ese momento Sasuke se daría media vuelta y se iría, pero no lo hizo se quedo allí mirándola, consiguiendo que el corazón de la chica latiera cada vez más fuerte, Sakura retrocedió hasta dar con el dosier de la cama, y callo sentada, Sasuke se arrodillo enfrente suya y la acarició la rodilla herida.

-No podre tocarte esta noche ¿Verdad?

Sakura se quedo helada un segundo, fue como si su cuerpo no reaccionara, como si el mundo se hubiera detenido durante un instante para a continuación girar más deprisa, tenía que haber odio mal.

-¿T..Tú quieres tocarme? -Sasuke la miro confundido, y asintió con la cabeza, mientras masajeaba la dolorida rodilla, provocando en ella un descarga de placer. Sakura trago saliva costosamente- Yo pensé que la otra vez… no… no había estado bien…

-Estuviste mejor que bien, Sakura.

¬

Las mejillas de Sakura ardían de calor, y su cuerpo se debatía por el placer que le producían las suaves caricias de Sasuke y su determinación a no volver a compartir ese tipo de intimidad con él.

Sasuke bajo la cabeza y dejo caer un tierno beso en la rodilla de la chica, él impacto logro derribar muchas de la murallas de la chica, pero aun había algo que no la permitía dejarse llevar por esa pasión.

-Sasuke- él la miro- Si yo accediera a que me tocaras…¿Todo acabaría como la ultima vez?

-Por supuesto.

-Entonces ni lo pienses.

Sasuke se quedo helado sin comprender nada, se suponía que la acababa de hacer un cumplido si todo acababa en dos orgasmos era porque era fructífero…¿Qué demonios quería Sakura? Noto su resistencia y que hacia fuerza para soltar su pierna y levantarse. Velozmente Sasuke se tumbo sobre ella, haciéndola reposar la espalda sobre el colchón.

-Creía que había dejado claro que estuvo bien… Si no ,no acabaría así…

Sakura giro la cabeza evitando su mirada.

-Si estuvo bien…¿Por…por qué…-A Sakura le costaba mantener la concentración por que Sasuke la daba pequeños besos en el cuello- Por qué me dejaste sola… en la cama?

Sasuke lamio su fino cuello hasta llegar a la oreja.

-Necesitaba pensar.

Sakura luchaba contra su cuerpo, ¿Qué necesitaba pensar que fuera más importante que ella en ese momento?, pero no podía pronunciar palabra por que el tramposo Uchiha estaba lamiendo el lóbulo de su oreja, su cuello. Su ritmo sanguíneo se aceleraba cada vez más.

Sasuke paro y la miro a los ojos.

-¿Quieres que te haga el amor?

¬

Sakura se mojo el labio inferior.

-Sí.

La boca del chico cayó sobre la de la ella en un prolongado y húmedo beso mientras se iba deshaciendo de los botones del vestido de Sakura. Cuando termino esa tarea comenzó a besarla en la barbilla, en el cuello, el valle entre sus pechos, en el ombligo en el interior de sus muslos, se detuvo un instante para besar su rodilla dolorida antes de quitarla la ropa interior.

Las manos de Sasuke parecían estar en todos lados a la vez. Acariciaban sus piernas, sus muslos, sus caderas, sus pechos. Ella quería acariciarlo con la misma consideración que el tenia con ella y estaba a punto de pedirle que la soltara cuando se le quedo la mente en blanco al inclinarse él y besarle los senos. La lengua de Sasuke se detuvo en un pezón, y Sakura sintió que podía morir con aquel exquisito tormento, y entonces él comenzó a succionar. Sakura apretó muy fuerte los ojos y de sus labios salió un sonido parecido a un gemido.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:42 am

Su vientre era igualmente sensible a las caricias; Sasuke no se detuvo en sus enloquecedores besos. Ella no imaginaba lo que sucedería después, hasta que lo sintió en su parte más tierna. Apretó los muslos intentando que llegara más lejos, la vergüenza del recuerdo de la última vez que la había hecho…eso, era demasiado nítida. Pero él no se lo permitió, los separo a la fuerza e hizo lo que quería hacer, entonces ella se sintió transportada a un torbellino de éxtasis que provocaba esa lengua mientras la exploraba;.

Sakura no podía parar de de arquearse contra él. Levantó las rodillas y grito al sentir la tensión que crecía en ella.

Sasuke no pudo esperar más para penetrarla. Se arrodillo entre sus piernas, alzo sus caderas y entro en ella con una única y poderosa embestida. Tenía la intención de ser tierno con ella pero, maldita sea, el dominio de sí mismo lo había abandonado una vez más y ya no le fue posible recuperarlo.

Deseaba que aquello durara toda la noche. Tampoco ella le permitió moderar su urgencia. Lo animo a continuar con dulces gritos y besos ¬

apasionados. Sasuke ya no sabía si lo que provocaba en ella era dolor o placer. El orgasmo de Sakura desencadeno el suyo, y una vez que hubo derramado su simiente en ella, las fuerzas lo abandonaron y se desplomo sobre ella.

Sakura se encontraba en las mismas condiciones. Su respiración era agitada, el corazón le retumbaba en el pecho y temblaba descontroladamente. Necesito varios minutos para recuperar su respiración normal y volver a pensar, pero entonces casi deseo no haberlo conseguido. Pensar implicaba preocuparse y , dios santo¿ cómo podía volver a mirarle a la cara después de haberle rogado que siguiera haciéndola el amor?

-Sasuke

Sasuke rodo al lado de ella y la abrazo.

-¿Qué ocurre?

Sakura sonrió para sus adentros.

-El infierno acaba de congelarse.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

El frio calaba sus huesos cada vez más a medida que se acercaba al cuarto de él. Sus pasos resonaban en la piedra mojada, y su fría mirada grisácea se hacía cada vez más determinada. Golpeo la muerta de su señor.

-Pasa.

Pein incoó la rodilla en el suelo, y bajo la cabeza en señal de respeto.

-Estamos listos.

La figura sonrió, mientras se ponía su máscara.

-¿Le enviaste la carta?

Pein asintió con la cabeza.

-Tal como ordenaste.

-Bien… entonces partamos, seguro que Sasuke se alegra de vernos…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Nehez
Jōnin
Jōnin
avatar


Femenino
Cantidad de envíos : 2750
Edad : 28
Localización : monterrey nl mexico
Fecha de inscripción : 16/06/2008

MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   Lun Ago 04, 2008 11:48 am

Capitulo 11:Su mejor amigo.

-¿Y tú por qué estas de tan buen humor hoy?

Sakura sonrió a su amiga, no se había dado cuenta pero llevaba todo la mañana viendo las cosas de un color más bonito, más luminoso, era como si volara, era… era feliz.

-¿Qué pasa no puedo estar contenta?

Ino elevo una ceja cruzándose de brazos.

-¿Sigues casada con Sasuke?

Sakura se sonrojo y frunció el entrecejo, ¿Qué estaba insinuando? ¿Qué mientras siguiera casada con él no iba a ser feliz? Pues parte de esa felicidad podía ser en gran parte porque la noche anterior el había sido hasta… ¿Dulce? Meneo la cabeza con una sonrisa idiota en el rostro… Sasuke Uchiha, el demonio, siendo dulce…

-¿Lo has vuelto hacer verdad? – Sakura se volvió escandalizada a la rubia que la miraba socarronamente- Ahora no te sonrojes- Ino rio- ¿No eras tú la que dijiste qué no volverías hacerlo con ese …”demonio insensible”- Sakura abrió la boca para responder pero su amiga volvió a reír- No…mejor ¿cómo era?... que no volverías hacerlo hasta que el infierno se congelara- Ino se dio media vuelta y coloco un marco restando importancia a la conversación- Espero que tengan bufandas allí abajo…

¬

Sakura sabía que Ino tenía razón, ella habia jurado y perjurado que no volvería acostarse con Sasuke, pero esa noche él habia sido tan comprensivo…, meneo la cabeza, ¿pero qué la pasaba? No podía estar otra vez…, no podía ser que…

-Ino…

Ino se volvió a su amiga con semblante interrogativo, y abrió mucho los ojos al verla con lágrimas en los ojos.

-Oh por dios frentona era broma, no me digas qué vas a volver a llorar – se volvió a cruzar de brazos y suspiro resignada- está bien les mandaremos ropa de abrigo.

La rubia esquivo fácilmente el lapicero que la peli rosa le envió.

-No te burles, ¡es muy serio!

Ino se acerco a ella la sonrió compasiva.

-No pasa nada idiota, todas cometemos errores por amor…

Sakura rompió a llorar aun más fuerte abrazándose al cuello de la rubia que se encontraba totalmente sorprendida ante la reacción de su amiga ¿No habia tratado de consolarla?

-Ese es el problema, creo que… ¡¡estoy enamorada de Sasuke!!

Ino abrazo a su amiga, y sonrió sin que ella la viera, madre mía, sí que era idiota, ¿Se acababa de dar cuenta? Sí era obvio que amaba a Sasuke, le habia amado siempre… Lo que seguramente la frentona no supiera era que él la amaba igual o más que ella… solo que dudaba que el otro imbécil lo asumiera… seguro que él no lloraba… sonrió… pero pagaría por ver la cara de Sasuke cuando se diera cuenta…

-Bueno chica no te preocupes- se separo de ella y la miro a los ojos- Algunas mujeres quieren a sus maridos, ¿sabes?

Sakura frunció el entrecejo, mientras aspiraba con fuerza para controlar sus lágrimas.

-Pero es Sasuke…

¬

Ino ladeo la cabeza cerrando los ojos. Luego la miro sonriente.

-Conozco a tu marido Sakura… -Suspiro- créeme podría ser peor…

-Pero es un demonio que nos abandono a todos… no sabe amar…¿Cómo va a ser peor?

Ino se levanto.

-Podrías estar casada con un hombre que no amaras durante el resto de tu vida.

Sakura se seco las lágrimas mientras meditaba la opción.

-Pero … así soy vulnerable y él...él no me ama.

Ino elevo una ceja.

-Eso de que no te ama… de todos modos Sakura no te atormentes a ti misma así no eres es que seas vulnerable, así eres feliz,- pestañeo- Bueno al menos de vez en cuando… Sí llevas toda la mañana igual que Naruto después de comerse una olla de Rammen… bueno si no lo has cocinado tú…

Sakura abrió los ojos desmesuradamente.

-Oh dios mío.

-¿Le has preparado Rammen a Naruto?

Inquirió Ino preocupada.

-No… peor, le prometí que conseguiría que Hinata saliera con él en una cita…

Ino la miro divertida.

-Pobre Hinata… Aunque con lo vergonzosa que es…¿Cómo piensas lograrlo?

Sakura la miro pensativa.

-Le hablare bien de Naruto.. No creo que sea difícil… ella siempre ha estado colada de él.

¬

-Y nunca han tenido una cita.

Añadió veloz Ino, Sakura rodo los ojos.

-Eso no es lo que me preocupa… lo peor es que le prometí eso a Naruto a cambio de que se acercara más a Sasuke… y creo que hoy iba ir a verle.

Ino se quedo de una pieza.

-Vale ahora sí tienes motivos para llorar…

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Sasuke jadeaba aun con los ojos rojos en el campo de entrenamiento, aquella mañana su humor estaba realmente oscuro, ¿qué demonios le habia pasado la noche anterior? Se habia comportado como un idiota, sus ganas de volver hacerla suya habían podido a su razón, eso tenía que cambiar… Mierda, era la primera vez que se despertaba junto a una chica, él habia llevado a muchas mujeres a su cama, pero nunca habia dormido con ellas, pero por alguna razón a Sakura eso la parecía importante… Joder, si se habia despertado al amanecer y se habia quedado mirándola en la cama como dormía… y lo peor de todo le habia … gustado… Tenía que acabar con eso, conocía el final de esa historia, conocía perfectamente su cometido, su destino…

-¡SASUKE¡

Sasuke pestañeo sorprendido volviendo sus ojos negros como la noche, Miro con desgana al Rubio que se acercaba sonriéndole haciendo aspavientos con la mano, ese era tonto, si solo estaba él… ¿para qué tantos aspavientos? Suspiró mientras se agachaba a por su camiseta.

-Si que entrenas duro, apenas son las once de la mañana…

Sasuke miro a Naruto que aun llevaba legañas en los ojos.

-¿Qué quieres?

Naruto pareció desilusionado con la pregunta del moreno.

¬

-Tsk- se rasco la nuca- Pasaba por aquí…- Sasuke elevo una ceja, nadie pasaba por ahí, ahí no habia nada- y me he dicho voy a ver qué tal le va a Sasuke.

Sasuke se puso la camiseta.

-Me va.

Naruto entrecerró los ojos.

-¿Por qué eres así? Debería ser yo el que estuviera enfadado contigo. Debería ser yo el que te hablara mal, al que no le importara tu vida.

Sasuke lo miro fijamente.

-¿Y por qué no lo haces?

Naruto se puso rojo de furia y apretó los puños a su cuerpo.

-Porque aun que seas un demonio y un gilipollas abandona amigos-persigue cruzadas en solitario estas casado con Sakura y has vuelto a Konoha…-ladeo la cabeza- Tarde, pero has vuelto, y yo sé lo que es que te etiqueten de maldito…

Algo dentro de Sasuke, algo muy pequeño, se sintió cálido, se sintió triste y a la vez comprendido. Apretó el estomago intentando matar esa sensación. Naruto no entendía nada…

-¿Y qué esperas?

Naruto pareció confundido.

-¿Qué espero para qué?

-Para sacar tu rabia, puedo ver odio y rencor en tus ojos.

Naruto entrecerró los ojos, y su sangre comenzó a ebullir en su interior al ver la sonrisa burlona de Sasuke, ese demonio desalmando, ¿Cómo era tan cabezón? Todo el mundo necesitaba alguien, y él no era la excepción, ¿Cómo se atrevía a burlarse de sus sentimientos? Él que loa habia abandonado más de una vez, él que huyo al sentirse querido, que nunca confió en los demás…en él.

¬

-Tú lo has querido…

Sasuke observaba quieto sin activar su sharingan los movimientos del rubio, sonrió, al ver a dos narutos más flanqueando al original, así que el idiota rubio seguía con esos trucos de niños, dejo su espada lentamente en el suelo, no iba a necesitarla…

Los golpes de Naruto eran cada vez más veloces y fuerte pero aun así no eran suficientemente fuertes ni veloces para golpearlo, pero… Sasuke frunció el entrecejo, ¿por qué su chakra aumentaba en vez de disminuir? Era como si creciera a cada golpe, como si se alimentara de ellos, pero eso… eso era imposible.

Los ojos de Sasuke se abrieron más al entender tarde las intenciones del último golpe del rubio que lo golpeo al mismo tiempo que Sasuke lanzaba una patada, quedando ambos separados y con la respiración agitada. Los ojos de Naruto se achicaron y Sasuke lo observo cuidadosamente, sería un idiota, pero era un idiota peligroso. Lo vio volver a dirigirse hacia él, los puñetazos y patadas de ambos apenas eran visibles para el ojo humano. Los ojos del moreno se tornaron rojos en el momento preciso para ver la dirección del ataque del rubio esquivo el puñetazo, y bajo su mano hasta el suelo para coger su espada, Naruto abrió los ojos sorprendido por el gesto y echo hacia tras su brazo para coger uno de sus kunais, el tiempo pareció andar más rápido de lo normal, cuando ambos sintieron el acero sobre sus respectivos cuellos, la garganta subía bajaba a la misma vez que el pecho, sus miradas no se alejaban de la de su oponente, no se permitían dudar, Sasuke podía notar la sangre correr por sus venas, no tenía que ser ahí, no tenía que ser así, pero su instinto no le permitía apartar la espada del cuello del rubio.

Las pupilas de Sasuke se dilataron ¿pero qué…? Naruto comenzó a sonreír alegremente y a rascarse la nuca con la mano que tenia libre.

-Buah, buen combate, esto me trae muchos recuerdos.

Sasuke pestañeo y noto como el acero desaparecía de su cuello, Naruto guardo el Kunai, y se alejo de él, se coloco unos pasos más lejos y coloco sus manos en las caderas, mientras observaba el paisaje.

¬

-¿Por qué?

La pregunta salió casi inconscientemente de los finos y pálidos labios del Uchiha, Naruto volvió la cabeza hacia él sorprendido, luego sonrió.

-Una vez me dijiste que era tu mejor amigo y que eso no podía ser…- miro al cielo, Sasuke miro al suelo, recordaba esa conversación. – Por eso te busque durante años, quería que supieras que pasara lo que pasara siempre serias mi mejor amigo.

Los ojos de Sasuke se agrandaron sorprendidos, sintió un fuerte golpe en abdomen, un dolor agudo en el pecho, eso era imposible era como si…

-Ey ¿estas bien? Aun no he desayunado…

…era como sí Naruto le hubiera dado el peor de los golpes… donde más dolía.

IoooooooooooooooooooooooooooooooooI

Hinata se encontraba sentada en el jardín de su casa con los ojos cerrados, escuchando el ruido del agua pasar por los troncos, los pájaros, el sol calentando su cara,…

-Hi-na-ta.

La morena abrió los ojos sorprendida al escuchar su nombre con ese timbre cantarín. Frunció delicadamente su entrecejo cuando sus grises ojos alcanzaron a ver a dos grades chicas con cara de querer algo de ella… oh dios mío…

-¿Sakura-chan?¿ Ino-chan?

Sakura e Ino se miraron decididas, conseguirían una cita para el idiota de Naruto aunque tuvieran que llevar a Hinata atada. Se sentaron una a cada lado de la chica que las miraba asustada.

-Y…¿Cómo te va Hina?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: PACTAR CON EL DIABLO   

Volver arriba Ir abajo
 

PACTAR CON EL DIABLO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Seccion Fans :: Fan Fic's-

Cambiar a: